10_1nerea-expo-diputacion
El presidente de la Diputación y la diputada de Cultura acompañaron al artista ayer durante la inauguración. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Para que la marcha del verano no sea fría y la transición con el otoño se presente cargada de color y optimismo, el patio de Columnas del Palacio Provincial expondrá durante las próximas semanas, hasta el 25 de septiembre, la muestra de José Miguel Francisco González, ‘Rincones y paisajes de Segovia’, que ayer fue inaugurada en la Diputación por el presidente de la institución provincial, Francisco Vázquez, quien quiso acompañar al artista en un día especial ya que, como reconoció, “es la primera vez que expongo en el Palacio y para mí es una satisfacción poder colgar los cuadros aquí, en un marco tan bonito”.

En la inauguración, en la que también estuvo presente la diputada del Área de Cultura y Juventud, Sara Dueñas, José Miguel Francisco explicó que las cuarenta obras, en formatos de 50×70, 40×60 y 35×40 centímetros, han cobrado vida a lo largo de los tres últimos años, siendo escogidos para ello como escenarios principales los monumentos de Segovia. “Tengo predilección por los monumentos”, reconoció José Miguel Francisco, quien no ocultó que “lo que no se podrá ver es el Acueducto, que aunque es el más representativo, es un tema que por su complejidad no se ha terciado en esta exposición, pese a que sí lo he pintado alguna vez”.

El artista, natural de León pero residente desde hace años en Sotosalbos —y, según admite, “enamorado de los paisajes de Segovia”— lleva pintando toda la vida, aunque a raíz de su prejubilación se ha dedicado de forma más intensa a reflejar sobre lienzos lo que le rodea. Así, en la muestra, los visitantes al Palacio Provincial podrán observar el punto de vista de José Miguel Francisco de lugares, paisajes y construcciones características de la provincia, como el Alcázar, la iglesia de San Justo, el arco de la claustra, la Sierra o la naturaleza que habita Sotosalbos.

Compartir