José Luis Gil había deseado interpretar a Cyrano de Bergerac desde que era un niño.
José Luis Gil había deseado interpretar a Cyrano de Bergerac desde que era un niño. / El Adelantado
Publicidad

Hay obras que marcan vidas y personajes que influyen en el carácter de quienes los descubren hasta el punto de llevarles por un camino u otro en el mundo. Algo así es lo que le pasó a José Luis Gil, el popular actor e intérprete del señor Cuesta de ‘Aquí no hay quien viva’ y ‘La que se avecina’, que cuando era niño descubrió en el poeta y dramaturgo francés, Cyrano de Bergerac, a un personaje, según sus propias palabras, “con un mundo interior lleno de ternura, valentía, frustración y melancolía; es decir, de vida”. El carácter de Bergerac le marcó tanto, que desde que comenzó a dar sus primeros pasos sobre las tablas, soñó con llegar a interpretarlo algún día.

Ese día llegó hace justo un año, fecha en la que su compañía, a la que ha puesto por nombre La Nariz de Cyrano, estrenó el ‘Cyrano de Bergerac’ que hoy sábado, 9 de marzo, a partir de las 20.30 horas, visita el Teatro Juan Bravo de la Diputación con un elenco que completan Ana Ruiz, Álex Gadea, Rocío Calvo, Ricardo Joven, Carlos Heredia, Javier Arraiza y que dirige Alberto Castrillo-Ferrer.

“Decir como imagino yo a Cyrano es sencillo, lo siento en cada verso, en cada situación, me recorre cuerpo y mente. El resultado lo comprobarán dentro de poco y espero embarcarles conmigo en un oleaje de emociones cuando me vean salir con una nariz aún más grande que la mía propia”, escribe José Luis Gil en su web, transmitiendo una total admiración por un personaje que permanecerá para siempre en la literatura teatral gracias a Edmond Rostand y en la memoria cinematográfica gracias a interpretaciones como la que hizo de él Gerard Depardieu hace veintinueve años.

Del personaje de Cyrano, según lo retrató Rostand, todo o casi todo se sabe; soldado y poeta, sensible y sentimental, su amor por su prima Roxane le lleva a escribir los versos más bellos. Unos versos que, sin embargo, no se atreve a recitarle, puesto que su gran nariz le hace verse como un ser feo hasta la incapacidad de ser amado. Por este motivo le presta sus escritos a Christian de Neuvilette, un apuesto soldado por el que Roxane se siente atraída; aún más cuando él empieza a regalarle los oídos con la poesía de Cyrano…

Hoy llega a Segovia de la mano de José Luis Gil y quienes quieran conocer o deseen refrescar la memoria con su historia aún pueden adquirir las entradas a un precio que oscila entre los 8 euros, de la entrada más barata para los jóvenes menores de 30 años, hasta los 20 euros de las localidades del patio de butacas para el público general.