Javier Castaño anuncia su intención de presentarse a la presidencia de la ACS

Sostiene que su decisión pretende “dar continuidad a los recientes cambios iniciados con la renovación de la cúpula de la FES”

15

El empresario Javier Castaño ha anunciado su intención de presentarse a las elecciones a la presidencia de la Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS), que deberán celebrarse a finales del primer trimestre de 2017, en una fecha todavía no determinada. Castaño desveló su plan en el tradicional vino navideño de la ACS, al que asistió un elevado número de los cerca de 250 socios de la entidad.

“Si he decidido dar este paso ha sido por dar continuidad al cambio que se ha realizado en la cúpula de la Federación Empresarial Segoviana (FES), para acompasar el paso de la ACS con el de la FES”, señaló ayer Castaño, en declaraciones a esta Redacción. Él entiende que, ahora, la ACS “debe subirse al carro de nuevas ideas”, en consonancia con lo acontecido en la FES.

Como se recordará, la FES ha vivido recientemente un proceso electoral, al que concurrieron dos candidatos: el actual presidente de la ACS y de CONFERCO —la patronal regional del comercio—, Manuel Muñoz, y Andrés Ortega, de la empresa Ambientair. En tal pulso, Castaño, empresario de dilatada trayectoria en el asociacionismo, figuró en la lista a la postre ganadora, la de Ortega, lo que al parecer molestó a su contrincante, Muñoz, del que era vicepresidente en la ACS.

En las elecciones de la FES se debatió entre dos modelos diferentes. El de Ortega, que apuesta por la innovación y la exportación de las empresas, y el de Muñoz, que entiende que el comercio tradicional debe enfrentarse, de forma prioritaria, a otros problemas. A pesar de que Castaño podría representar a un comerciante tradicional, finalmente se inclinó por apoyar la opción de Ortega.

Semanas después de las elecciones, en las que a última hora Muñoz decidió no concurrir, para evitar una segura derrota, cesó a Castaño, por pérdida de confianza, de sus funciones.

Ayer, Castaño negó “tiranteces” con Muñoz, que podría estar valorando la posibilidad de optar a la reelección, si bien todavía no ha confirmado tal posibilidad. “No se ha pronunciado al respecto, y yo no se si se va a presentar”, indicó Castaño.

El ya candidato sí reconoció ayer que la ACS, a causa de la crisis padecida en los últimos años, mantenía una actividad limitada, y que ahora, “aprovechando la bonanza económica, hay que intentar dar un empujón”. Aunque no quiso detallar su programa electoral, sí indicó que será objetivo suyo, en caso de alcanzar la presidencia, “hacer una ACS más grande”, intentando captar a socios que se han dado de baja en los últimos años o a otros nuevos.

En relación a su lista electoral, Castaño se limitó a decir “estoy en ello”, advirtiendo que “hay tiempo para confeccionar el equipo” y prefiere, antes de ultimarlo, mantener entrevistas con empresarios del comercio.