IU pedirá al Ayuntamiento más control en la ubicación de las terrazas hosteleras

Galindo elevará una moción al pleno para vigilar que los establecimientos no expandan sus veladores más allá del espacio asignado

El grupo municipal de Izquierda Unida ha registrado una moción de cara al pleno ordinario de agosto con la que solicitará que el Ayuntamiento incremente el control y la vigilancia para que los establecimientos no expandan sus terrazas más allá de los espacios asignados. Asimismo, el grupo pedirá que se realice un protocolo de consultas con los posibles afectados por licencias de terrazas que vayan a asignarse en lugares no habituales —lejos del establecimiento, cercanas a un mirador, frente a ventanas de viviendas con bajo, lugares emblemáticos, etcétera— con el fin de buscar la ubicación más idónea.

Según explican desde IU, la actual Ordenanza municipal que regula este servicio, aunque establece una serie de criterios, deja la última decisión al Ayuntamiento. “En ocasiones se han establecido terrazas en sitios poco apropiados por el perjuicio que generaban a los peatones o vecinos, o también por la singularidad del sitio en la que se han ubicado. Por otro lado, hay algunas que ocupan grandes espacios y que acaban siendo un palco de lujo ante actos culturales organizados por el Ayuntamiento y, por tanto, destinados a todo el mundo”, señalan desde la agrupación de izquierdas.

Asimismo, argumentan que “el Defensor de la Ciudadanía, en sus informes trimestrales, recoge con frecuencia numerosas quejas relacionadas con lo anteriormente expuesto. Un ejemplo reciente es la terraza que se ha instalado en la bajada de la Canaleja, justo en frente de unas ventanas de viviendas particulares, sin previo aviso a los residentes de la zona. Según el último informe ha habido también reclamaciones por ocupación excesiva de terrazas ubicadas en la avenida del Acueducto, la plaza de la Rubia y la Plaza Mayor”.

Para Izquierda Unida, “no hay que olvidar que la calle es de todas las personas y, aunque debe permitirse y fomentarse la actividad comercial y empresarial en el sector de la hostelería, este ejercicio no debe exceder los parámetros previstos por la normativa y el sentido común. La ciudadanía debe poder disfrutar de la vía pública, pasear, sentarse en un banco o acceder a las viviendas sin que ello suponga una ‘carrera de obstáculos’ con mesas, sillas, parasoles y demás elementos de bares, cafeterías y restaurantes”.

FuenteEl Adelantado 
Compartir