Ismur quiere extender a más municipios el programa de atención a la población mayor

En el mes de mayo Ismur desarrolló esta iniciativa en Prádena y Sigueruelo.

6

La Iniciativa Social de Mujeres Rurales (Ismur) y la oenegé Colectivos de Acción Solidaria (CAS) esperan extender a más municipios del nordeste segoviano el programa de ‘Atención a la población mayor o dependiente del medio rural’, desarrollado durante el mes de mayo en Prádena y Sigueruelo.

La iniciativa promovida por la asociación de mujeres del medio rural llevó en el programa a Prádena en primer lugar, en el que tomaron parte siete personas mayores, todas mujeres, con edades comprendidas entre los 67 y 82 años. Después, la iniciativa recaló en Sigueruelo, con una participación de nueve mayores, de entre 68 y 95 años (seis de ellos hombres), prácticamente el cien por cien de la población mayor de 65 años de esta pequeña localidad del nordeste de Segovia, según indicaron fuentes de Ismur.

El proyecto está subvencionado por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad a través de la convocatoria del I.R.P.F. 2013 y tiene como objetivos ayudar al mantenimiento de las funciones cognitivas de los mayores, favorecer un cambio en las actividades de la vida de diaria y la prevención de enfermedades degenerativas futuras.

Entre sus actuaciones destaca la implantación de talleres de dos horas de duración que parten del conocimiento de la situación de los mayores en los pueblos, sus necesidades individuales y grupales, e intentan ofrecerles apoyo y asesoramiento en las necesidades que puedan tener.

El programa cuenta también con talleres de rehabilitación cognitiva y mejora de la atención y pretende ofrecer posibilidades de ocio a través de juegos tradicionales que requieren de atención o consolidar las relaciones entre vecinos vecinales para que estas continúen una vez finalice el programa.

ZONA RURAL

Respecto a la situación de los mayores de estas localidades, los participantes trasladaron las deficiencias en el servicio de transporte en la zona rural. Los mayores indicaron que el número de expediciones se ha reducido en ambos municipios, de forma que sólo disponen de un autobús diario para ir a Segovia y otro para volver, lo que les ocasiona imposibilidades como asistir a determinadas consultas en el Hospital de Segovia.

Otra de las preocupaciones que manifestaron los mayores de la zona rural son los recortes en sanidad. Por ejemplo, en Sigueruelo, antes disponían de dos días semanales de médico y un día a la semana de enfermería, y actualmente sólo pueden tener consulta médica los martes y enfermería un día al mes, por lo que, “tener la tensión controlada es tarea difícil”, expresaron.

Ismur y CAS llaman la atención sobre las dificultades a las que se enfrenta la tercera edad en la zona rural, “los principales habitantes de nuestros pueblos”, aseveran.