13_1nerea-bomberos
El mal tiempo ha intensificado el trabajo de los bomberos en Segovia. /NEREA LLORENTE
Publicidad

Las continúas borrascas que desde principio de año han afectado a Castilla y León han multiplicado las salidas de los bomberos para actuar en las capitales de provincia En Segovia, los bomberos han realizado en el primer trimestre del año 487 intervenciones, mientras que en el mismo periodo de 2017 fueron 353; lo que supone un incremento del 38 por ciento, motivado por las condiciones meteorológicas y, especialmente, la nieve y el viento, según han confirmado desde el Ayuntamiento a Europa Press.

Uno de los datos más significativo durante este periodo se ha registrado en Ávila capital, donde los bomberos realizaron un total de 286 acciones preventivas, que engloban la mayoría de las actuaciones por nevadas, frente a las 33 que se registraron en el mismo periodo del año anterior.

En Burgos se dan, prácticamente, los mismos números en 2017 y en 2018. Así, en 2017 los bomberos intervinieron en 186 ocasiones, 23 por lluvia y 163 por viento, mientras que hasta marzo de este año se han contabilizado un total de 115 salidas, doce por nieve, 34 por lluvia y 69 por viento.

En León también hay un ligero descenso en las actuaciones del servicio municipal que han realizado 230 salidas en lo que va de año por las 233 del primer trimestre de 2017. No obstante, las intervenciones por el temporal, incluidas en los apartados de ‘aguas’ y ‘diversos’ han aumentado al pasar de 85 a un total de 115.

En Palencia, los bomberos solo han ofrecido datos de lo que va de trimestre con un total de 175 actuaciones, sin embargo, desde el servicio han confirmado a Europa Press que han sido “muchas más” que en el pasado año por los efectos del temporal.

Las intervenciones del servicio municipal de bomberos de la ciudad de Salamanca por ‘riesgo de la naturaleza’ en 2017 fueron de 29 mientras que en 2018 han sido 36, todas ellas relacionadas con la caída de elementos expuestos a inclemencias meteorológicas como caída de árboles, cornisas, carteles, toldos, tejas y antenas, entre otras.

Un total de 225 intervenciones han tenido que realizar en Soria los bomberos, un número “superior” al del pasado año ya que en 2017 no se tuvo que activar el Plan por Nevadas, señalan desde el cuerpo municipal.

En Valladolid, a pocos días de concluir el mes de marzo, el cuerpo municipal había contabilizado un total de 720 salidas, una cifra “muy superior” a la del pasado ejercicio motivada por los temporales. La mayoría de las intervenciones han tenido que ver con el achique de agua y la retirada de cascotes, ramas, carteles publicitarios, por las fuertes rachas de viento.

Por último, en Zamora, los bomberos han realizado durante este primer trimestre de 2018 un total de 232 intervenciones, de las cuales una parte importante han sido ocasionadas por las diferentes ciclogénesis explosivas registradas en la provincia.

Compartir