Los promotores del proyecto han recibido esta semana a la concejala de Turismo y la gerente de Turismo de Segovia. / E. A.
Publicidad

Internos del Centro Penitenciario de Segovia han elaborado un mural sobre el Camino de San Frutos, una iniciativa que tiene varias finalidades; por un lado, cambiar la fría imagen del patio de hormigón, una didáctica sobre el origen de esta vía y los lugares del recorrido, y otra terapéutica.

Claudia de Santos, concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, y Patricia Otones, gerente de la Empresa Municipal de Turismo, del Ayuntamiento de Segovia, han visitado este Mural del Camino de San Frutos en el Módulo 2 del centro ubicado en término del barrio de Torredondo, incorporado al municipio de Segovia.

El mural, en cuya elaboración han participado varios internos, glosa el recorrido del Camino de San Frutos desde la ciudad de Segovia a la ermita del Santo, enclavada en el Parque Natural de las Hoces del río Duratón, casi 80 kilómetros resumidos en uno de los muros, con alusión a los monumentos más significativos que los peregrinos pueden encontrar.

En el aspecto ornamental, este mural consigue romper la monotonía del patio, del hormigón, al dar color a un espacio frío y gris.

En el didáctico, responsables de la iniciativa explican que antes de comenzar con un grupo de internos dispuestos a hacer este Camino, las imágenes servirán para explicar no solo el recorrido, sino también quién era San Frutos, los monumentos que van a ver a lo largo de la ruta, los compañeros que ya la han hecho, etc.; es decir, sirve de apoyo a la peregrinación.

Un tercer aspecto es el terapéutico, porque la realización del Camino de San Frutos es una actividad que se hace fuera de los muros de la cárcel, lo que supone un aliciente muy importante para los internos y ejerce una función motivadora para ellos.

El mural les sitúa frente a un objetivo: “salir de la cárcel”, lo que es utilizado para que durante el programa los participantes puedan modificar aquellos aspectos de su vida que les han llevado a prisión y poder insertarse de nuevo en la sociedad.

Proyectos en 2019

En cuanto a los proyectos para este año 2019, Jesús Hernández, educador y coordinador de esta iniciativa, ha comentado que este mismo mes de enero un grupo de internos realizará el Camino de Santiago a su paso por la provincia de Segovia, recorriendo Zamarramala, Los Huertos, Añe, Santa María la Real de Nieva, Nava de la Asunción, Coca y Villeguillo.

En marzo, un nuevo grupo de internos, voluntarios y profesionales recorrerán por undécima vez el Camino de San Frutos.

Para mayo está previsto que otros hagan el Camino de Santiago desde Ocebreiro, en la provincia de Lugo, hasta Santiago de Compostela, recorriendo alrededor de 140 kilómetros.

Todo este trabajo se realiza en el marco de una intervención terapéutica que forma parte del Proyecto Loyola, un programa destinado a la rehabilitación de presos con problemas de drogodependencia.