26_CUADRO
Publicidad

La asignatura pendiente de la economía segoviana: la industria
En Segovia el peso del sector industrial, considerado en términos de generación de valor añadido y de empleos, es considerablemente inferior a las medias regional y nacional. Esta menor proporción de la industria en la economía provincial es una debilidad endémica que viene produciéndose desde hace varios siglos. Lejos queda ya la pujanza, durante los siglos XV, XVI y algo el XVIII, de la industria pañera derivada de la transformación de la lana de los grandes rebaños de ovejas merinas que eran procesadas en los esquileos segovianos. La decadencia sobrevenida durante el siglo XIX ha marcado una pauta de menor dimensión fabril en Segovia, que, con algunos altibajos, ha durado hasta los tiempos actuales.

Puede decirse que la industrialización es la asignatura pendiente de la economía segoviana, que, salvo en momentos puntuales, nuestras instituciones y la iniciativa privada han sido incapaces de abordar con éxito, ni siquiera mediante la atracción de proyectos industriales importados. Tal vez la carencia de suelo empresarial suficiente, adecuadamente dotado de infraestructuras y de los suministros básicos necesarios, así como la escasa iniciativa empresarial o la falta de mano de obra formada para trabajar en el sector han hecho otro tanto para que Segovia no tenga un tejido industrial proporcionado a su dimensión. Sin embargo, la mejora de infraestructuras viarias, como la autovía hasta Valladolid, la autopista hasta Madrid con sus túneles, la construcción del tren de alta velocidad, en la medida en que acercan el territorio segoviano al resto del país, y especialmente a la capital de España como centro neurálgico de las comunicaciones de la Península Ibérica, permitirían esperar un desarrollo industrial algo más intenso en nuestra capital y provincia, siempre que se pusieran los medios adecuados para conseguirlo.

Según la administración pública regional, existen cinco polígonos industriales en nuestra provincia que ofrecen suelo a precios bonificados muy atractivos a las empresas, concretamente, en Boceguillas, Cantimpalos, Cuéllar, Coca y Villacastín. No obstante, se echa en falta el dinamismo que sería necesario en Segovia capital y su entorno que puede considerarse como una de las zonas potencialmente más atractivas de la provincia, dado que algunos de los proyectos de creación de suelo empresarial en esa demarcación, como el Parque Comercial “Guiomar”, a continuación del polígono de Hontoria, o la ampliación conocida como Área Industrial “Europa” en Valverde del Majano, parecen congelados en el momento actual.

Por otra parte, la provincia de Segovia presenta un déficit estructural en materia energética, dado que su consumo, a pesar de no contar con demasiadas industrias, excede con mucho de su pequeña producción autóctona de energía eléctrica de origen hidráulico, eólico y fotovoltaico, presentando una significativa dependencia del exterior en esta materia.

Además, el equipamiento de los polígonos industriales segovianos en telecomunicaciones avanzadas, suministros (electricidad, gas natural, etc.) e infraestructuras de los propios polígonos es todavía bastante mejorable.

Otras cuestiones que podrían incentivar la instalación de industrias en Segovia serían la agilización de los trámites y plazos administrativos, así como la reducción de la presión fiscal de impuestos y tasas que tienen que pagar las empresas a las administraciones públicas regionales y locales.

Producto Interior Bruto de la industria provincial
Según los datos de la Contabilidad Regional de España (INE), en el promedio del periodo 2010-2015 el sector industrial (incluyendo energía, minería y agua) aportaba al PIB provincial en torno al 14,4%, frente a las media regional del 20,1% y nacional del 16%. Para dicho período la industria manufacturera segoviana generaba el 10,9% del PIB, frente al 15% y 12,4% de las respectivas medias regional y nacional.

En términos absolutos, el sector industrial en sentido amplio generaba un PIB medio de 470 millones de euros, de los cuales más de tres cuartas partes correspondían a la industria manufacturera, dentro de la cual ocupa un lugar importante la industria agroalimentaria de la que nos ocupamos en un informe anterior, difundido hace un mes en este mismo medio de comunicación. A lo largo del período contemplado se observa la tendencia al estancamiento en la producción industrial segoviana.

Establecimientos del sector industrial
Según el Directorio Central de Empresas recientemente publicado por el INE, a 1 de enero de 2018, había en toda la provincia de Segovia 1.060 locales dedicados al sector industrial, incluyendo energía, agua y minería. De ellos 277 corresponden al sector agroalimentario, 34 a la minería extractiva y los restantes 749 a otras industrias; dentro de éstas destacan las 170 dedicadas a fabricación de productos metálicos, excepto maquinaria y equipos, 135 destinadas al suministro energético, 89 a industrias de la madera y corcho, excepto muebles, y 64 de fabricación de productos minerales no metálicos.

La minería en Segovia es no metálica, basada en áridos, arenas y piedras ornamentales, destinada fundamentalmente a industrias auxiliares de la construcción. Según el DIRCE, a 1 de enero de 2018 había un total de 34 industrias extractivas, de las cuales solamente una superaba los cincuenta asalariados y dos estaban entre 20 y 50 trabajadores. Nuestra provincia tiene más de la mitad de las reservas mundiales de feldespato potásico, destacando las explotaciones de Carrascal del Río y Navas de Oro. También es una de las grandes productoras de arenas silíceas para fabricar hormigón y de arcillas para producción de cerámica y gres, así como vidrio. La piedra caliza rosa de Sepúlveda, la pizarra de Bernardos y el granito de la Sierra segoviana completan la gama de producción minera.

El tamaño de los establecimientos industriales es muy reducido, tan solo 6,9 trabajadores por cada local industrial, aumentando a 7,6 en la industria manufacturera, lo que hace suponer que, salvo algunas excepciones, la industria segoviana se compone de pequeños talleres de oficios. Esto se puede ver mejor analizando los locales por tramos de plantilla asalariada, dado que 419 no tienen empleados por cuenta ajena, 287 tienen entre uno y dos asalariados, 134 entre tres y cinco, 75 entre seis y nueve, 78 entre diez y diecinueve y 45 entre veinte y cuarenta y nueve. Es decir, tan sólo 22 establecimientos industriales tenían cincuenta o más trabajadores, lo cual es tan solo un 2% del total de los locales industriales y representan algo menos de un tercio de los establecimientos segovianos de cincuenta o más trabajadores. De ellos uno corresponde a minería, siete corresponden a las industrias agroalimentarias (5 alimentación y 2 bebidas) y los restantes catorce a otras industrias (3 productos minerales no metálicos, 2 vehículos de motor, remolques y semirremolques, 2 industrias de la madera excepto muebles, 2 otras industrias manufactureras, 1 industrias del papel y 1 recogida y tratamiento de residuos).

Empleo en el sector industrial segoviano

El número medio de ocupados en el sector industrial segoviano, según datos del INSS correspondientes a diciembre de 2017, era de 7.272 personas, de los cuales 951 eran por cuenta propia y 6.321 por cuenta ajena. Como puede verse es llamativa la alta proporción de autónomos de la industria segoviana (13,1%), frente a la media regional (9,5%) y nacional (10,7%).

La mayor parte del empleo industrial en Segovia corresponde a la industria manufacturera, que acapara más del 90% del total, siendo presumiblemente considerable el peso específico del sector agroalimentario, a juzgar por la ubicación de sus establecimientos en tramos de plantilla más elevados que la media, sin que existan datos concretos para constatarlo.

Principales industrias en el ranking empresarial de la provincia

Dado que en el anterior informe sobre la industria agroalimentaria ya aportamos un ranking de esa rama tan importante del sector industrial en nuestra provincia, en el cuadro que presentamos sobre las principales 20 empresas industriales segovianas, omitiremos la referencia a las mismas, ocupándonos ahora únicamente de las ramas industriales restantes.

Como viene sucediendo en bastantes de los informes sectoriales sobre la economía segoviana, que se vienen publicando desde primeros del año actual, existen importantes empresas del sector energético, implantadas en la provincia de Segovia, pero que no tienen en ella su sede, tal es el caso de Gas Natural, Iberdrola, Repsol y CEPSA, cuya facturación no se ve reflejada en Segovia y, por consiguiente, no se incluyen en el ranking.

Hay que resaltar que seis de las empresas del sector industrial, de las cuales tres son agroalimentarias y otras tres corresponden a otras industrias, se encuentran entre las diez primeras empresas del último ranking provincial publicado.

Las principales empresas de la industria, excepto la rama agroalimentaria y de bebidas, incluidas en el ranking empresarial de Segovia, con datos del Registro Mercantil referidos al ejercicio 2016, son las empresas de material sanitario ubicadas en el Polígono “Nicomedes García” de Valverde del Majano, Ontex ID con 119,35 millones de euros de facturación y 44 empleados y Ontex Peninsular con 99,79 millones de euros y 282 empleados, seguidas de la empresa de vidrio del Real Sitio de San Ildefonso Verescence La Granja con 64,26 millones de euros y 421 empleados, la empresa de semirremolques ubicada en la carretera entre Cuéllar y Sanchonuño Granalu Transformaciones con 19,62 millones de euros y 92 empleados, la empresa de embalajes de Sanchonuño Pallet Tama con 18 millones de euros y 125 empleados, la empresa energética de Cuéllar Enercoluz Energía con 14 millones de euros y 20 empleados, la cantera de Carrascal del Río Industrias del Cuarzo con 13,44 millones de euros y 40 empleados, la empresa papelera ubicada en el Polígono “Nicomedes García” de Valverde del Majano Grudem Grupo de Desarrollo Empresarial con 13,11 millones de euros y 26 empleados, la empresa química ubicada en Cuéllar Sociedad de Resinas Naturales con 11,75 millones de euros y 29 empleos, la empresa de perfumes ubicada en el Polígono “Nicomedes García” de Valverde del Majano Grupo Ambientair con 10,50 millones de euros y 120 empleados y la empresa de automoción ubicada en el Polígono de Hontoria Toro Vehículos Especiales y Sistemas con una facturación de 10,16 millones de euros y 22 empleados.