Indignación y resignación ante el colapso de tráfico en la AP-6

El presidente de la FES, Andrés Ortega, es uno de los afectados por la nevada y estuvo varias horas parado en la autopista. Antonio Horcajo califica la situación de “negligencia”

1744

El caos provocado por la nieve en la AP-6, con miles de personas atrapadas en la autopista durante horas —muchos de ellos desde la tarde-noche del sábado hasta que fueron rescatados por la UME a primera hora del domingo—, no deja indiferente a nadie y muchas son las quejas vertidas principalmente contra la concesionaria de la autopista, Iberpistas.

En este sentido, Pedro Palomo, presidente de la Cámara de Comercio de Segovia, afirma que “vemos fatal cómo se ha gestionado el tema en la AP-6, hay gente que se ha quedado muchas horas atrapada, con niños… Que una autopista de peaje no tenga previsto esto, aunque sean días de fiesta… Es indignante que se haya gestionado de esta manera”.
Reconoce Palomo que la dimensión de la nevada igual fue mayor de lo esperado, pero estaba decretada la alerta y desde la Agencia Estatal de Meteorología llevaban días avisando de lo que podía suceder, así que no entiende la falta de previsión de la empresa concesionaria.

“La AP-6 fue una ratonera y me sabe mal que Segovia salga en las noticias precisamente por esto, porque no es una autopista gratuita y tiene que tener los medios adecuados”, afirma, igual que el resto de administraciones tenían los suyos a pleno rendimiento, dice, “porque la carretera N-6 sí estaba abierta” y se desviaron algunos vehículos por ella.

Respecto a la situación en el resto de la provincia, hay zonas especialmente afectadas, “pero están más preparadas, porque son zonas de montaña y saben que esto puede pasar”, afirma; mientras que en la capital “siempre se genera un caos circulatorio en general, pero aquí se ha gestionado más o menos bien, aunque ha caído mucha nieve en muy poco tiempo”.

Palomo considera que “Iberpistas es una empresa privada, tiene una concesión administrativa, y habría que exigirle responsabilidades porque la nevada estaba prevista”.

En esta idea insistió el presidente del Centro Segoviano de Madrid, Antonio Horcajo, quien califica de “negligencia” lo ocurrido este fin de semana, porque “no ha habido previsión, sabiendo como sabían de antemano que la Aemet había avisado de la nevada, aunque hayan sido dos días de fiesta seguidos la autopista debería estar bien”.

Es más, “el día 1 de enero se subieron las tarifas y la gente que ha usado la autopista no ha podido circular, la gente estaba gastando combustible y la UME trabajando… Hay que investigar de quién ha sido la culpa, porque ha habido una negligencia por parte de Iberpistas”, insiste Horcajo, quien añade que “es una de las autopistas más modernas de Europa y ha estado horas colapsada. El Ministerio de Fomento tiene que investigarlo, porque eso no es gratis, y hay que exigir dimisiones”.

ORTEGA, ATRAPADO EN LA AP-6 Más resignado con la situación se mostró el presidente de la Federación Empresarial Segoviana (FES), Andrés Ortega, y eso a pesar de ser uno de los afectados por el colapso de tráfico en la AP-6.

Relata Ortega que había comprado hace tiempo unas entradas para un musical en Madrid para el día de Reyes y, “como por la mañana la situación no estaba mal y se podía circular”, pues se fue a la capital del país. El problema lo encontró a la hora de volver, ya que la nevada empezó a ser intensa una vez que se encontraba en la autopista y quedó allí atrapado, como otros miles de conductores, a la altura de Guadarrama.

“La Guardia Civil nos decía que la situación era complicada, que había camiones atravesados en la calzada, y que no se podía seguir. Estuvimos allí cuatro horas, hasta que a las dos de la madrugada nos dejaron volver a Madrid”, explica. Ortega y los suyos regresaron ayer por la mañana a Segovia pero tuvieron que hacerlo en AVE, ya que la autopista seguía colapsada.

Desde Asetra se recomienda a los transportistas de mercancías y viajeros “reducir el trabajo al mínimo”

Buscando el lado positivo al caos de tráfico que ha dejado tras de sí la intensa nevada, Juan Andrés Saiz Garrido, presidente de Asetra, apunta que afortunadamente se ha registrado en fin de semana y dentro del periodo de vacaciones navideñas, así que “la flota tanto de mercancías como de viajeros está parada, en su gran mayoría, porque lo que prima es la seguridad”.

En este sentido, añade, no hay ninguna emergencia que obligue a los profesionales del transporte a salir a la carretera, excepto a aquellos que se dedican al transporte de enfermos, así que “el sector está paralizado, sobre todo por una cuestión de prudencia, porque no se puede meter un camión o un autobús con viajeros en una carretera con estas condiciones”.

“Si algún transportista por su cuenta ha arriesgado y ha salido, él sabrá lo que tiene que hacer, pero por parte de Asetra la recomendación es reducir el trabajo al mínimo”, asegura Saiz Garrido, quien recuerda que “hay determinadas infraestructuras que se han visto desbordadas por la nevada. La gente de emergencias, Guardia Civil, máquinas quitanieves… están trabajando, pero se han visto desbordados” y, por ello, insiste en que no se salga a la carretera a no ser que sea estrictamente necesario.

Aún así, reconoce que “la nieve como transportista es una contrariedad, pero como serrano soy un enamorado”.