8_1nerea-turistas
En las inmediaciones del Acueducto se concentra gran cantidad de turistas para contemplar el principal monumento de la ciudad de Segovia. / n. llorente
Publicidad

De “excelente” puede calificarse la Semana Santa segoviana a nivel turístico. La ciudad y la provincia han colgado el cartel de no hay plazas en muchos establecimientos, tanto hoteles como restaurantes y casas rurales.

Como viene siendo habitual, la Semana Santa constituye uno de los períodos de más actividad turística de todo el año.

A pesar de que las previsiones iniciales no hacían pensar en cifras tan elevadas debido a los anuncios de adversa climatología —como así ocurrió en jornadas como Viernes Santo—, el balance final fue positivo.

Las carreteras de la provincia también soportaron niveles de tráfico más altos de lo habitual. Los principales problemas se dieron en las salidas de Madrid, en la travesía de San Rafael (N-VI), y también en la Autovía del Norte a su paso por Cerezo de Abajo y Boceguillas. El alto de Navacerrrada registró igualmente dificultades ante la gran avalancha de turismos que accedieron por la CL-601 y la M-601 desde la vertiente madrileña.

La ocupación media superó el 90 por ciento durante los días centrales de la Semana Santa, según explicó Cándido López, presidente de la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos (AIHS). Los niveles fueron ascendiendo desde el 60 por ciento de ocupación entre el lunes y miércoles, hasta acercarse al lleno completo el viernes y sábado, para bajar el domingo de nuevo.

El Jueves Santo entraron en el Centro de Recepción de Visitantes de la ciudad unas 11.000 personas, según las cifras de la Concejalía de Turismo.

Pero la Semana Santa Turística en Segovia siempre se prolonga un día más, el Lunes Santo o segundo día de Pascua, por ser festivo en algunas comunidades de alta aportación de visitantes, como es Cataluña, Navarra o el País Vasco. Y sin olvidar que a nivel docente, tampoco hay clase en Madrid, y eso repercute en la ciudad del Acueducto.

La concejala de Turismo de Segovia, Claudia de Santos, pasó por el Centro de Recepción de Visitantes para comprobar el alto nivel de actividad que había ayer lunes. A falta de conocer los datos de recuento por consultas, las impresiones provisionales son positivas.
“En líneas generales ha sido una Semana Santa muy buena, ha habido mucho público, pero sin llegar a lo del año pasado que fue extraordinaria”, añadió López.

COINCIDENCIAS.

A la llenada de las calles y los establecimientos hosteleros también han contribuido los segovianos. La salida masiva de ciudadanos para contemplar las procesiones hace que Segovia sea un hervidero de personas.

En la provincia han sido muchos los pueblos que estos días han multiplicado su población residente o flotante. Pero también se han visto llenas algunas localidades turísticas como son Cuéllar, Sepúlveda, Riaza o Turégano, por citar solo algunas.

Desde la Asociación de Turismo Rural y Activo de Segovia, Domingo Asenjo, ya preveía una buena Semana Santa con una ocupación que superaría el 90 por ciento. Pero en muchos casos se han llenado todas las plazas hoteleras. Y todo a pesar de que este tipo de alojamientos ha crecido con una oferta cada año más elevada. Pero siguen aumentando las camas y la demanda. Los alojamientos rurales son ocupados principalmente por turismo familiar, con grupos que van de entre 6 a 20 personas, según esta asociación.

La Pinilla acoge una de sus mejores semanas blancas

La estación de esquí de La Pinilla, ubicada en el conocido como Macizo de Ayllón, ha concluido una de las mejores Semana Santa de su historia reciente, según señalaron ayer fuentes de la sociedad. Solo hace falta mirar los números para llegar a esta conclusión: cerca de 8.000 esquiadores han pasado por la estación segoviana, dejando una facturación que de por sí también es concluyente: en estos días se han recaudado en la sección de remontes el 56% de la totalidad de lo facturado en la temporada 2016/2017.

Pero es que, además, la calidad y cantidad de nieve han acompañado estos días festivos. Hasta el sábado la calidad de la nieve ha sido polvo dura, después de la nevada del Viernes Santo y de la bajada de las temperaturas, algo excepcional a estas alturas de la temporada, y el grado de apertura de la estación rondó una media del 95% de la totalidad de pistas con espesores de 170 centímetros de nieve.

El día de mayor afluencia ha sido el Jueves Santo, con cerca de 1.700 esquiadores en una sola jornada, según los datos de la estación.

La oferta de nieve ha atraído también a muchos turistas a Riaza, con buena ocupación hotelera y hostelera durante estos días festivos.

La buena Semana Santa se une a una de las mejores temporadas de nieve de los últimos años y ha venido a compensar un mal mes de marzo, con once días de cierre por fuertes vientos traídos por las sucesivas borrascas que han cruzado la península ibérica desde finales del mes de febrero.

La Pinilla lleva abierta desde el Puente de la Constitución —que tuvo lugar en diciembre— y no cerrará temporada mientras que las condiciones meteorológicas lo permitan. De este modo, con el volumen de nieve existente, todo hace pensar que aún se mantenga la actividad algunas semanas más. No obstante, sin quitar los ojos de la nieve que blanquea la Sierra de Ayllón, los responsables de la estación también piensan en la temporada de verano, en la que se abre uno de los Bike parks más importantes de Europa y el que más afluencia recibe de toda España.

Para el fin de semana del 12 y 13 de mayo está programada la celebración de la Red Bull Holy Bike La Pinilla, uno de los acontecimientos de Descenso y Enduro (modalidades de BTT) más prestigioso del calendario y cuya inscripción se cerró a las pocas horas de su apertura hace unas semanas.

Compartir