Humor saludable

La sede del Colegio de Médicos de Segovia acoge un encuentro navideño protagonizado por la magia de Héctor Sansegundo y el arte propio de los facultativos

Los médicos de Segovia celebraron en la sede del Colegio Oficial la llegada de la Navidad, con un encuentro en el que intercambiaron bromas, complicidad, aplausos y en el que, por unos momentos, dejaron a un lado las preocupaciones laborales para disfrutar de un acto presentado por el mago segoviano Héctor Sansegundo.

Haciendo gala de su condición de showman, Héctor Sansegundo, que repetía después de su éxito en el encuentro del año pasado, hizo reír y asombrarse al más de medio centenar de asistentes con sus trucos, mientras iba dando paso a otros invitados, pertenecientes al colectivo médico, que hicieron gala de sus mejores dotes artísticas y recogieron, al igual que el mago, numerosos aplausos.

Entre los artistas médicos, la doctora Utrilla se sentó al piano para interpretar diferentes obras de órgano y algunas piezas de jazz; mientras que, por su parte, el doctor Tomás Conde deleitó al público, primero, con una canción de Serrat y, después, con un sabio consejo en el que explicó que, “en Medicina, 2 y 2 son muchas veces 5; y en esta tarea las alegrías son tantas que, a pesar de los inconvenientes, compensan”.

El ‘médico de Fuenterrebollo’, bajo la atenta escucha del presidente del Colegio de Médicos, Enrique Guilabert, recordó a los presentes que la Medicina es “una profesión de relación personal, de sabiduría y de generosidad” y felicitó a “aquellas personas que mantienen estos valores”. Para terminar, el doctor Conde se atrevió a contar un chiste y se despidió con una poesía de su hijo, Lorenzo Pacheco, titulada ‘La flor entre mis dedos’, que habla de pasado, de futuro y, sobre todo, de la vital importancia de aprovechar el presente.

El acto, que continuó sorprendiendo a los presentes con el privilegiado espectáculo de Héctor Sansegundo, concluyó con todos los médicos cantando villancicos tradicionales y compartiendo un vino español momentos después.

Durante el evento también tuvo lugar la entrega de premios del concurso de fotografía convocado por el Colegio de Médicos. Las fotos, expuestas en uno de los pasillos de la sede, han sido realizadas por los facultativos, que demostraron buenas maneras ante el objetivo. De cualquier forma, un jurado encabezado por el fotógrafo Juan Martín ‘Chas’ determinó que los ganadores debían ser, en primer lugar y por su fotografía ‘En tierra de nadie’, la doctora Marta Ferrero; en segundo lugar, el doctor José María Gómez por ‘Marrakech’; y por último, el doctor Carlos Sanz por la imagen ‘Plaza Mayor-PH’.

FuenteEl Adelantado 
Compartir