06-1kama_San-Jose-ARU-Edificios_KAM9101
El barrio de San José está experimentado una transformación con los programas de regeneración urbana; la más evidente es el colorido de las fachadas. / KAMARERO
Publicidad

El pasado jueves el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León autorizó la formalización del convenio de colaboración con el Ministerio de Fomento para la ejecución del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que incluye seis programas en la Comunidad Autónoma, entre ellos el de Regeneración y Renovación Urbana y Rural, destinado a zonas como el barrio de San José, donde el Ayuntamiento de Segovia espera obtener una nueva convocatoria de ayudas.

Al día siguiente, el viernes 27, el Consejo de Ministros hacía lo propio y se autorizaba al Ministerio de Fomento a la firma de los convenios correspondientes con doce comunidades autónomas y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Precisamente, el ministro, José Luis Ábalos, ha anunciado la firma de los mismos para esta misma tarde en su sede del paseo de la Castellana nº 67. No está confirmada la presencia del consejero de Fomento de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que en su agenda para hoy únicamente recoge la firma de otro convenio a las 11 de la mañana en Villadiego (Burgos).

La inversión conjunta del Ministerio y de la Junta en el Plan Estatal de Vivienda suma casi 102 millones de euros, aunque al Programa de Regeneración y Renovación Urbana y Rural se destinarán en total 18.345.960 euros, con financiación mayoritaria a cargo de la Comunidad, 15.195.432 euros, y aportación ministerial de 3.150.528 euros.

Desde el Ministerio que regenta el también secretario general de los socialistas han informado de que a partir de la firma de los convenios son las Comunidades Autónomas las encargadas de gestionar las subvenciones a la vivienda recogidas en el Plan.

El pasado 16 de marzo el Consejo de Ministros autorizó el gasto para atender a las subvenciones incluidas en el plan durante los ejercicios 2019, 2010 y 2021, lo que indica que no será hasta el año que viene cuando, como pronto, se hagan efectivas, aunque cabe la posibilidad de que la convocatoria se produzca a finales de este 2018.

La concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, indicó entonces que la prioridad del Gobierno municipal es concluir el ARU (área de regeneración urbana) de San José, la segunda fase, porque los trabajos previos están hechos, aunque posiblemente sea necesario adaptarlos a las condiciones del nuevo plan. El presupuesto municipal no recoge este año ninguna partida para este programa, previendo que los trámites administrativos se alargarían como así ha sido.

Menos ayudas a los propietarios

Este programa estatal de regeneración urbana contempla nuevamente la financiación de obras de rehabilitación de edificios de viviendas y viviendas individuales, así como obras de urbanización de los espacios públicos adyacentes.

En cuanto a la cuantía de la ayuda, según el plan aprobado en marzo, el límite se establece en el 40% de la inversión con carácter general, aunque puede alcanzar el 75% si los ingresos del solicitante son inferiores a tres veces el IPREM o cuando se trate de obras de accesibilidad para residencias de personas con movilidad reducida o de mayores de 65 años. La ayuda máxima por vivienda a rehabilitar se ha fijado en 12.000 euros.

En la anterior convocatoria del ARU de San José la ayuda máxima por unidad subvencionable ascendía a 26.714,28 euros y los porcentajes se fijaron en un 60% de subvención para obras de conservación, del 100% para las de mejora de la calidad y sostenibilidad y del 50% para intervenciones en accesibilidad.

Compartir