Imagen de los andamios instalados en el Acueducto para retirar la imagen de la Virgen. / Kamarero
Publicidad

Los andamios colocados para poder bajar la imagen de la Virgen situada en la hornacina en lo más alto del Acueducto comenzarán a desmontarse el martes, 26 de marzo.

Durante estos días, desde que se bajó la talla, se han realizado diferentes trabajos de investigación histórica y arqueológica, para dejar constancia documental de cómo estaba asentada la escultura sobre la hornacina y de la geometría del espacio, habiéndose realizado también una toma de muestras del mortero de asentamiento para poder tipificar el material sobre el que estaba la escultura de la Virgen y su datación, trabajos que se realizan en colaboración con el Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León.

Las labores de retirada de los andamios durarán unos tres días, por lo que está previsto que el monumento quede libre de esa estructura a finales de semana.

Mientras tanto la imagen original se encuentra en el taller del restaurador Graziano Panzieri de la empresa RestauroGrama Hispania, S.A., que es el director de todos los trabajos y es el encargado de la consolidación de la escultura, así como de la realización de la réplica de la Virgen.

Una vez finalizados esos trabajos, la talla original, ya restaurada, quedará expuesta en la Real Casa de Moneda.

Los siguientes pasos, además de los trabajos de conservación y restauración de la escultura, son la realización por impresión 3D del modelo que servirá para realizar el molde de la réplica y el vaciado de la reproducción. La réplica definitiva se anclará adecuadamente al nicho para evitar el riesgo de caída. Los nuevos anclajes para colocar la réplica se realizarán con los mismos criterios que han guiado toda la operación: no alterar la piedra del monumento. Está previsto que la imagen vuelva a lo alto de la hornacina del Acueducto en unos dos meses.