Más de 30 empresas de distintos sectores y procedencias participan en la feria que la firma Congelados Segovia ha organizado en el polígono Nicomedes García. / kamarero
Publicidad

Hielo de larga duración y con diferentes sabores, huevos cocinados que alargan su conservación hasta 30 días, hamburgesas veganas, platos a base de insectos…. Lo más novedoso puede encontrarse en la segunda edición de la Feria Food Style, destinada a profesionales y que se desarrolla desde ayer y hasta hoy miércoles en la Nave E, del polígono industrial Nicomedes García, de Valverde del Majano.

De la mano de la empresa Congelados Segovia, la feria muestra las últimas tendencias y acoge los productos más innovadores que han traído 32 empresas llegadas desde distintos puntos de España. Todos los participantes orientan sus ofertas a los negocios de hostelería, desde bares a restaurantes, empresas de catering, colectividades, grandes comedores, o tiendas de alimentación.

No faltan en esta muestra los productos de quinta gama que facilitan el trabajo a los profesionales de la hostelería. Pero también tiene su protagonismo lo más típico de Segovia como el cochinillo asado o las costillas de cerdo preasadas. Igualmente ocupan un lugar destacado las bebidas tradicionales y elaborados novedosos, los productos helados, los fritos, y sobre todo los congelados.

En el interior de la nave se han estacionado algunas furgonetas de venta de alimentación, conocidos como ‘fook trucks’, que combinan la cocina con la venta ambulante.
En total más de 130 marcas diferentes se dan cita en este marco, donde tampoco faltan las actividades y las demostraciones en vivo. De hecho, cada uno de los expositores realiza diferentes acciones para atraer la atención de los clientes.

El director de Congelados Segovia, José Luis Gómez, asegura que tras el éxito de la primera edición se ha vuelto a celebrar una segunda convocatoria que ha vuelto a llenar el espacio de 1.300 metros cuadrados de la nave industrial. Además de una cocina para eventos, se ha instalado un minibar perfectamente decorado, o un espacio con lo más innovador. Entre tanto colorido y letreros llamativos, quien más atención consigue es el cocinero Antonio Marcos Carlús, quien ayer preparó varios platos a base de insectos como galletas Pepito Grillo, o salmón empanado de hormigad. “La tarántula tiene el mismo sabor que el cangrejo”, asegura. Hoy miércoles impartirá una clase a los alumnos de Hostelería del Centro de P Felipe VI.