09-1chas-2015-Presentacion-plataforma-sanidad-publica
Imagen de una de las primeras reuniones de presentación de la Plataforma de la Sanidad Pública. / J. MARTIN
Publicidad

Los integrantes de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Segovia (MedsapSg) aseguran que la provincia arrastra un déficit de servicios sanitarios que deja poco margen a “discursos triunfalistas” como entiende está haciendo el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, en sus últimas visitas a Segovia, y utilizan los propios datos de Sacyl para contrarrestar sus mensajes.

Según los informes manejados por los defensores de la sanidad pública y tirando de los registros de la Junta de Castilla y León, Segovia ha perdido 41 médicos y ocho enfermeras en el Hospital General y en los servicios de Atención Primaria entre 2010 y 2016, hay una previsión importante de próximas jubilaciones y no cuenta con una política de personal que se adapte a esta situación. Así lo indica la MedsapSg en un comunicado en el que indica que en estos seis años el complejo hospitalario ha pasado de tener 232 médicos y 355 enfermeras a 213 médicos y 344 enfermeras; y en Atención Primaria, la variación ha sido de 255 médicos y 174 enfermeras a 233 médicos y 177 enfermeras. El único indicador con signo positivo se ha vivido en la enfermería de Primaria.

La Mesa que nació del movimiento Marea Blanca asegura que donde si ha habido aumento es en el número de reclamaciones de los usuarios. “Según los datos de la propia Junta publicados hasta la fecha —añaden— ha aumentado progresivamente de 41,3 en 2015 a 61,4 por 10.000 usuarios en 2016 y que el motivo más frecuente de las mismas son las listas de espera y las demoras”. En su réplica al consejero, la MedsapSg precisa que los problemas en consultorios y centros de salud no son únicamente las sustituciones de profesionales y abren una lista de apreciaciones. Así apunta que el personal de área, por definición no tiene una población asignada, prestando atención sanitaria cada día en un sitio; la historia clínica electrónica y el acceso a las pruebas complementarias no están disponibles en todos los consultorios locales, lo que obliga a sanitarios y a pacientes a desplazamientos a los lugares que sí están conectados a la red; el sistema Medora continúa presentando problemas; y el modelo de gestión sanitario está centrado en el hospital y en la tecnología, y no en las necesidades de las personas.

En el Atención Especializada, los portavoces de la Mesa mantienen que Segovia sigue siendo la provincia con menos ratio de camas hospitalarias por habitante. “Y este tema —remarcan—no se puede zanjar afirmado que la ocupación ronda el 70%, cuando existe carencia de muchos servicios, que tienen que prestarse en otros hospitales de la comunidad o tiene que ser asumidos por las familias o por instituciones sociosanitarias, que no pertenecen al Sistema Nacional de Salud, y que suponen costes económicos para los pacientes, y no cuentan con atención sanitaria específica, lo que sobrecarga a Atención Primaria y a Urgencias”.

En todo caso, los integrantes Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Segovia se ‘complacen’ al observar las frecuentes visitas del Consejero de Sanidad a Segovia, que detectan “se han incrementado desde las movilizaciones iniciadas el pasado 20 de enero con la manifestación bajo el lema ‘Nos Duele la Sanidad’.

Sin embargo, advierten desde MedsapSg que el discurso “triunfalista y hueco” de Sáez Aguado no da respuesta a los problemas de la asistencia sanitaria en Segovia, y anuncian que harán un seguimiento del proceso que siguen los proyectos cuya creación está anunciado el titular de Sanidad en sus sucesivos viajes a Segovia.