Inauguración-Jornada-Heridas1
El delegado territorial inauguró la jornada en el salón de actos del Hospital. / E. A.
Publicidad

El delegado territorial, Javier López-Escobar, presentó ayer, en el marco de la II Jornada de Actualización del Manejo de Heridas Crónicas que se desarrolla en el Hospital General, la Unidad de Heridas de Segovia, un nuevo servicio sanitario que se constituyó formalmente el pasado 2 de abril y se prepara para estar en pleno funcionamiento en octubre.

La Unidad está dotada con cinco profesionales especializados, dos en el Hospital y otros tres en los centros de salud de Carbonero el Mayor, Riaza y Villacastín, y pretende prestar servicio tanto en Atención Primaria como en Especializada y así garantizar la continuidad de cuidados a los pacientes que presentan heridas crónicas complejas.

El responsable de la Junta ha puesto de manifiesto el acierto de esta iniciativa de los profesionales sanitarios de Segovia que ha sido canalizada por la Gerencia de Asistencia Sanitaria y viene a sumarse a otras importantes mejoras en la asistencia a los ciudadanos, “como la Unidad de Ictus que ya está funcionando o la renovación tecnológica en el Hospital, con inversiones que superan los 2,5 millones de euros, que han permitido las más modernas dotaciones en el Servicio de Radiodiagnóstico”.

Un programa de trabajo que continuará, ha señalado López-Escobar, “haciendo camino para futuras mejoras, que se han de extender a las dotaciones de personal, a la renovación de equipos tecnológicos y a la implantación de nuevas unidades”.

Continuidad

En la II Jornada de Actualización del Manejo de Heridas Crónicas, organizada por la Subcomisión de Heridas del área sanitaria de Segovia, participaron 125 profesionales de enfermería de Atención Primaria, Atención Especializada y Servicios Sociales de la provincia.

El cuidado de las heridas crónicas supone un reto para la atención sanitaria y en esta convocatoria, se abordó, por un lado, la necesidad de continuar avanzando en las líneas de trabajo que permitan una mayor calidad en la continuidad de cuidados, con especial énfasis en la formación en el manejo de heridas de diferente etiología (úlceras de pie diabético, úlceras venosas o úlceras por presión, etcétera) desde los distintos niveles asistenciales. Y, por otro, el ‘pie diabético’, pues la diabetes es la principal causa de amputación no traumática en países occidentales, pudiendo causar la muerte o desórdenes tanto físicos como psíquicos.