nereallorente (92)
Herrera glosó el valor del patrimonio cultural regional./NEREA LLORENTE
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera dedicó su intervención en el acto de entrega de las Grandes Cruces de Alfonso X El Sabio a elogiar el papel de la región como referente cultural de España, así como el esfuerzo de la comunidad por poner en valor el ingente patrimonio material e inmaterial de cara a traducirlo en el desarrollo socioeconómico y la creación de empleo.

Herrera valoró la celebración en Segovia del acto de entrega de las Grandes Cruces de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, al que definió como un monarca precursor de la defensa de la cultura como signo de desarrollo de los pueblos, y aseguró que la historia, la cultura, la educación y la ciencia progresan gracias a la iniciativa y al esfuerzo diario de toda la sociedad y especialmente “de aquellas personas más activas, responsables y comprometidas, y que gozan y ejercen de un talento mayor, como son los hoy galardonado”.

En su intervención, el presidente de la Junta aludió a Castilla y León como comunidad histórica y cultural de España, con la responsabilidad de conservar, defender y poner en valor un enorme patrimonio cultural, representado en sus 2.200 bienes de interés cultural o en sus 122 conjuntos históricos. En este sentido, ha señalado que el Patrimonio y la Cultura, “además de ser depósito de la historia y seña de identidad, también son un recurso que se debe poner al servicio del desarrollo socioeconómico, el equilibrio territorial y de la generación de empleo”.

Herrera también destacó el gran desafío de la Universidad de generar el máximo talento posible y ponerlo al servicio de la sociedad y su progreso. Así, ha recordado el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, que se celebra este año, y sus grandes aportaciones al conocimiento universal. Una proyección especialmente vinculada al mundo iberoamericano gracias a la lengua “nacida castellana”.

En este punto, el presidente ha hecho especial mención a uno de los condecorados, Víctor García de la Concha, premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades en el año 2002.

También tuvo palabras para destacar el compromiso de la región con los intereses comunes de España, y aseguró que Castilla y León “justifica su existencia no por causar dificultades al resto de España ni plantear reivindicaciones o fronteras de nuevo cuño, sino por dar respuestas a las necesidades de una España de futuro”.