Juan Vicente Herrera, en el encuentro con los medios de comunicación./ KAMARERO
Publicidad

Siendo el turismo uno de los puntales de la economía y el empleo en Castilla y León, la intervención del presidente del Gobierno regional Juan Vicente Herrero en el foro de la OMT fue más allá del mero protocolo institucional.

Herrera –quizá en su última visita a Segovia como presidente de la Junta- quiso aprovechar su intervención para lanzar un mensaje al Gobierno central para reclamar que las medidas emanadas de la Estrategia Demográfica Nacional fruto del acuerdo en la última conferencia de presidentes autonómicos incluyan programas específicos para favorecer el turismo, especialmente en las zonas rurales.

Así, el presidente señaló como algunas de las más importantes la implantación de una “fiscalidad empresarial específica y más favorable para el medio rural”, que beneficiaría a las empresas turiísticas, así como la mejora de las infraestructuras de comunicación “esenciales en las zonas con problemas de despoblación” aprovechando para ello la experiencia de las ciudades que cuentan ya con conexión a la red de alta velocidad ferroviaria.

De igual modo, Herrera abogó por mejorar la conectividad y la digitalización en las zonas rurales, tanto para mejorar la calidad de vida de la población como para asegurar la presencia de las empresas que desarrollan su actividad y reforzar la competitividad.

El presidente de la Junta valoró la positiva evolución del turismo en Castilla y León, que el pasado año registró una cifra récord con 8,5 millones de visitantes, y un crecimiento positivo del 35 por ciento en el  periodo 2014-2018; en el que destacó la cada vez mayor importancia del turismo extranjero.

“Nunca dejaré el Partido Popular”

Juan Vicente Herrera -que ayer participaba en su último pleno como presidente regional en las Cortes de Castilla y León- va preparando ya sus postreras intervenciones, en las que quiere dejar un mensaje conciliador y de fidelidad a un partido que le aupó hace más de tres décadas a la presidencia de la región. En declaraciones a los periodistas, Herrera señaló que “nunca dejaré el Partido Popular porque nunca abandonaría un partido que me ha ofrecido la oportunidad de ser presidente de Castilla y León”, y aseguró que tras dejar la presidencia pasará a ser un militante “anónimo”, al que le gustaría ser recordado como “un paisano que quiso mucho a la Comunidad y que creyó mucho en el proyecto autonómico también como parte del proyecto de España constitucional”.