05-1kama_Parking-Jose-Zorrilla-Obras_KAM8214
Los trabajos de mejora en el aparcamiento de José Zorrilla llevan varias semanas en marcha. / KAMARERO
Publicidad

Nueva sorpresa la que se han encontrado los trabajadores que están realizando las reformas en el parking de José Zorrilla, y es que el problema conocido de humedades que hay en las instalaciones se ha revelado más grave de lo que parecía en un principio, según explicó ayer la alcaldesa, Clara Luquero, por lo que habrá que hacer un muro de contención interior para evitar un corrimiento de tierras.

De hecho, la Junta de Gobierno Local aprobó destinar una partida de 17.677,80 euros para la construcción de dicho muro. “Han ido a abrir y se han encontrado con que se viene la tierra encima, porque el problema de humedades es mucho más serio de lo que habían pensado los técnicos en un primer momento, así que hay que tomar medidas que resuelvan el problema de manera definitiva, no se pueden poner parches, y hay que hacer el muro de contención”, señaló la regidora, quien espera que este trabajo añadido no vaya a suponer un nuevo retraso, aunque sí que reconoció que “el plazo previsto para la ejecución del muro es de un mes, y no sé si lo van a poder solapar con lo ya previsto o va a ser a mayores”.

En cualquier caso, apuntó Luquero adelantándose a las posibles críticas, no se trata de un problema nuevo, sino que “los técnicos, como en cualquier obra, se acercan con una memoria valorada o con un proyecto, pero cuando abren se pueden encontrar cualquier cosa (…) No han surgido más problemas que yo sepa, nada más que los que teníamos en el inventario de deficiencias que se estableció cuando la empresa concesionaria abandonó el servicio. Ya teníamos claro que había problemas con el sistema eléctrico, un problema de humedades, con el sistema de acceso… teníamos inventariados los problemas que había. Pero lo que me trasladan los técnicos es que han abierto y la tierra, debido a un problema de humedad importante, se viene hacia acá, es decir, hay que detenerla; y yo no soy técnico ni ingeniero de obras ni arquitecto, pero lo que me dicen es que la solución idónea es hacer ese muro de contención y mi responsabilidad como alcaldesa, a nivel político, es decir «hágase lo que los técnicos consideren necesario para resolver el problema»”.

Compartir