Circo El Peñascal
La compañía belga Lady Cocktail Cirque, con sus acrobacias aéreas sobre trapecio. / KAMARERO
Publicidad

Ha sido la primera pero no será la última vez, a la vista del éxito cosechado por la iniciativa Circo Peñascal en el barrio de La Albuera de la mano de la Concejalía de Cultura, una propuesta que suma espectáculos circenses de calidad en plena calle con animación musical y un taller de circo para el público familiar.

Aunque la tarde era desapacible, el público segoviano respondió a la llamada del circo y disfrutó con las acrobacias áreas de Les filles du 2ème (del francés “las niñas del segundo), sobre trapecio sostenido a una altura de 7,5 metros; del Niño Costrini, habilidoso, loco y espontáneo y de los saltos de Bot Projet sobre cama elástica.

Este Circo Peñascal, con la música del Puntillo Canalla y la decoración de La Piara Fantasma, se desarrolló desde las ocho de la tarde en la plaza de los Deportes de La Albuera, con la colaboración de la asociación de vecinos del barrio.

El objetivo de la Concejalía de Cultura era incluir una oferta de circo, destinada tanto a niños como a adultos, en el calendario de la ciudad, que hasta ahora no tenía una cita fija de esta manifestación cultural. A la vista del resultado ha conseguido enganchar a este noble arte a los segovianos.

Abrió la programación la compañía Lady Cocktail Cirque, de Bélgica, con el citado espectáculo de ‘Les filles du 2ème’, burlesco y popular en el que tres acróbatas que representan a tres mujeres que se reinventan tras ser despedidas de la fábrica en la que trabajaban muestran al público su destreza, sus provocaciones jocosas y, en definitiva humor universal para todos los públicos.

El clown argentino Niño Costrini es un niño grande, travieso y habilidoso, un saltimbanqui loco y espontáneo que provoca desde la ironía y el fino sarcasmo, su medio de expresión. Su verdadero nombre es Sebastián Guz, con veinte años de trayectoria en festivales, que ha recorrido con Niño Costrini treinta países. El humor y su gran técnica son su fuerte, junto a la participación del público.

Cerró la tarde circense en El Peñascal Collage, el espectáculo de la compañía de circo contemporáneo Bot Projet, con un increíble catálogo de saltos sobre cama elástica. Tres acróbatas españoles que desafían la gravedad mientras manipulan objetos y hacen reír al público con su ingenio y humor.

Hubo además dos sesiones del taller Desastrosus Cirkus, al mediodía y a primera hora de la tarde, impartido por profesionales de la Escuela de Circo del Ateneu Popular 9barris.