El candidato de Podemos, durante la visita al barrio de Hontoria. / E. A.
Publicidad

El equipo #SegoviaEnMarcha de Podemos Segovia continua la iniciativa ‘De Barrio en Barrio’ recogiendo las necesidades y demandas de los barrios incorporados de Madrona, Hontoria y del recinto amurallado de la ciudad. El candidato a la Alcaldía Guillermo San Juan afirma haber constatado “el déficit de inversiones públicas en los últimos años, en la mayoría de los barrios y la ausencia de un modelo definido de ciudad que marque las prioridades a medio plazo”.

En el caso de estos dos barrios incorporados las demandas llevan consigo según la formación morada “una coordinación competencial entre administraciones por su naturaleza de núcleo de población anexo al área urbana de Segovia”.

En Madrona las demandas vecinales se centran fundamentalmente en el trazado de calles y ausencia de aceras, en puntos negros de seguridad vial, déficit en asfaltado y urbanización en amplias zonas del núcleo, barreras arquitectónicas y la necesidad de modernización de las infraestructuras de canalización de aguas y de la depuradora, según sostiene Podemos.

En cuanto a Hontoria, las propuestas y necesidades pendientes del vecindario, a juicio del partido morado, son la ampliación del ‘puente Hontoria’, el diseño de una vía verde paralela a la carretera hasta Segovia y desarrollar las potencialidades del ‘prado de la sarna’ como espacio de encuentro, recreativo y deportivo para la localidad.

En la reunión con la Asociación de Vecinos del Recinto Amurallado (AVRAS), se habló de las líneas de acción para hacer frente al vaciamiento demográfico y de servicios, así como el impacto negativo que el proceso de ‘turistificación’ esta generando y que se expresa en la aglomeración masiva de turistas en ciertas zonas, el aumento del ruido y la desaparición del pequeño comercio orientado al vecindario en beneficio de los negocios enfocados al sector turístico.

En Podemos comparten la preocupación por la movilidad y accesibilidad, la burbuja de alquiler, los apartamentos turísticos y la expansión incontrolada de pisos de estudiantes en ciertos lugares y la devaluación de otras zonas que quedan en la periferia de los circuitos turísticos y “por los que da miedo andar por la noche”, aseguraron algunas vecinas.

San Juan alerta de “una sensación muy habitual entre las asociaciones cuando nos dicen que el Ayuntamiento les oye, pero que sienten que no les escuchan, que solo en raras ocasiones sus propuestas se convierten en realidad”.

En este sentido apuesta por “gobernar escuchando, porque la participación ciudadana no es un eslogan es una forma de buen gobierno, de un gobierno eficaz que proteja los intereses de la mayoría de segovianas y segovianos”.