De derecha a izquierda: Virginia Barcones, Lirio Martín y José Luis Ramírez junto a una parte de los efectos recuperados por la Guardia Civil.
De derecha a izquierda: Virginia Barcones, Lirio Martín y José Luis Ramírez junto a una parte de los efectos recuperados por la Guardia Civil. / NEREA LLORENTE
Publicidad

“Ha sido una operación brillante”, señaló Virginia Barcones, delegada del Gobierno en Castilla y León, al inicio de la rueda de prensa en la que se desgranaron los detalles de la Operación ‘Siriux’. La Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Segovia, en colaboración con sus homólogos madrileños, el Grupo de Delincuencia Organizada de la Unidad Central Operativa (UCO) y las fuerzas de Seguridad de Francia, Italia y Chile, llevaron a cabo el mencionado operativo que se saldó con la detención de once personas — siete de origen chileno, dos colombianos, un marroquí y una española — pertenecientes al grupo organizado los ‘Lanzas Internacionales’ dedicados y especializados en el robo de viviendas habitadas.

En los últimos tres meses, se les imputan más de cuarenta robos en domicilios de las provincias de Madrid (31 robos), Valencia (3), Sevilla (2), Málaga (1), Toledo (2) y Segovia (2 robos, concretamente en La Lastrilla), así como otros en Italia y Francia. El modus operandi utilizado por la banda, la mayoría chilena y la juventud de sus integrantes les enmarca dentro de los ‘lanzas’ chilenos, el grupo más activo en España en lo que se refiere a asaltos a viviendas.

“Actuaban en grupos de mínimo tres personas que iban intercambiando los papeles en los distintos robos. Unos elegían los objetivos, otros realizaban las vigilancias previas y otros ejecutaban la acción del robo. Por último, otros transportaban los objetos sustraídos y los vendían. Era un grupo perfectamente estructurado”, explicó Barcones y añadió que “todos los eslabones de la cadena (de la Guardia Civil) han funcionado, han trabajado de forma coordinada y, como fruto de ello, se ha desarticulado a una banda. Parte de lo sustraído, a lo que todavía no habían dado salida, está aquí”. Tanto el Teniente Coronel Jefe de la comandancia de la Guardia Civil en Segovia, José Luis Ramírez, como el Comandante de la Unidad Central Operativa encargado de ‘Siriux’, Enrique Barrio, ambos presentes en la rueda de prensa, coincidieron en que la colaboración entre las distintas especialidades del Cuerpo fueron la clave del éxito.

En su día libre

El primero en dar la voz de alarma fue un efectivo de la guardia civil que se encontraba fuera de servicio paseando por un municipio de Segovia. Fue entonces cuando observó un vehículo “que no era de la zona”, contó Ramírez, y dio aviso para que se identificara el automóvil. Tiempo después, dicho vehículo, integrado por los mismos ocupantes que en la primera ocasión, trató de saltarse un control policial de una patrulla de Seguridad Ciudadana, esta vez sí uniformados, hecho por el que fueron detenidos e identificados.

“La Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Segovia continúa la operación y se dan cuenta de que estamos ante un grupo organizado, complejo y que nos va a llevar meses de trabajo. Pedimos el apoyo de UCO y, a partir de ahí, el trabajo se extiende a todo el territorio nacional, que es donde se desarrollaban los robos”, advirtió Ramírez.

Según el comandante Barrio, se desconoce si alguno de estos once detenidos es autor de otros robos a viviendas anteriores al momento de la investigación ya que siempre que cambiaban de país lo hacían con identidades y documentación falsas. Estaban afincados en la capital española, en pisos ‘okupas’ que localizaba la mujer de nacionalidad española, hecho que dificultaba la labor de los agentes dado que no constaban datos relativos a alquileres o al uso de establecimientos hoteleros.

Estas bandas organizadas procedentes de Sudamérica especializadas en el robo de domicilios habitados, realiza campañas de asaltos en las que se hacen con una gran cantidad de efectos personales, artículos tecnológicos y dinero y lo trasladan a sus países vía aérea, escondidos en las maletas. En este caso específico, muchos de los objetos sustraídos, sobre todo aquellos de mayor valor, salieron rápidamente a través del mercado negro, “segunda mano y circuitos ilegales que ellos conocen”, comentó Barrio añadiendo que ahora continúan con las investigaciones con el fin de esclarecer otros robos, tanto dentro de España como fuera, y para poder hacer llegar de vuelta los objetos a sus propietarios.

Datos de delincuencia

Virginia Barcones informó, además, que, en los tres primeros trimestres del año, los niveles de delincuencia en Segovia (capital y provincia) han disminuido un 2,5%. “Esto es algo que nos parecía muy complicado porque la tasa de delincuencia en Segovia es muy baja. En estos momentos, nos encontramos en un 26,6% de infracciones penales por cada mil habitantes, cuando la media de España es de 45,1% y nos encontramos en uno de los países más seguros de Unión Europea”, señaló.

Además, según los datos, las investigaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado logran esclarecer más de un 40 por ciento de los delitos.