Gracias, señor San Roque

La alcaldesa renueva el voto de agradecimiento al santo que la ciudad ofrece desde hace más de cuatro siglos en su festividad

En la primavera de 1599, la peste ganglionar, fruto de la hambruna que las malas cosechas de la temporada provocó en la población segoviana, comenzó a hacer estragos en la capital, llenando los hospitales y lazaretos habilitados en la ciudad de millares de enfermos y obligando al cierre de la ciudad y al cese de toda actividad comercial.

La ciudad afrontaba una de sus peores crisis de la historia aplicando todas las medidas profilácticas de la época y recurriendo a la vez a la ayuda divina por medio de San Roque, al que el Ayuntamiento de la época designó como santo protector y al que dedicó una serie de rogativas a través de la festividad convocada el 16 de agosto. La intercesión del santo fue efectiva y en pocas semanas la peste remitió, y aunque las crónicas de la época cifran en 12.000 las víctimas causadas por esta enfermedad, Segovia atribuyó a la ayuda de San Roque el fin de esta plaga; por lo que desde entonces y hasta ahora su máxima autoridad renueva ante su imagen el voto de agradecimiento de la ciudad.

La imagen, una pequeña talla anónima del siglo XVII, se venera en la iglesia de San Millán, que ayer se llenó de fieles para asistir a la misa solemne en honor al santo, así como para presenciar la lectura del voto de agradecimiento por parte de la alcaldesa Clara Luquero, que en nombre de la ciudad volvió a tributar ante el santo la gratitud de los segovianos por su milagrosa mediación.

Así, Luquero dio lectura a la fórmula de renovación del voto en la que la ciudad pide al santo que acepte “la ofrenda del pueblo de Segovia que depositamos ante vuestra imagen, tened por renovada la fe antigua de esta ciudad, concedemos la esperanza de la salud espiritual y temporal, y dad a este pueblo vuestro la singular virtud de la caridad”. “Señor San Roque, interceded ante Dios y su Madre, por esta ciudad de Segovia, interceded por este barrio de San Millán, que hoy celebra solemnemente vuestra fiesta, interceded por los hombre y mujeres de este pueblo, por los niños y los adolescentes, por todos los vecinos de esta ciudad, interceded por todos los españoles, hasta que otra vez, en el año venidero, volvamos a postrarnos a ofrecerte este voto de fe y esperanza, en otra fiesta de San Roque”, concluyó la alcaldesa.

Tras la celebración religiosa, tuvo lugar un año más la procesión con la imagen del santo por las calles del barrio de San Millán, que a los sones de la dulzaina y el tamboril recorrió acompañada de centenares de personas.

FuenteM.G. 
Compartir