El Gobierno designará a Óscar López para la presidencia de Paradores

377

El senador por designación de las Cortes de Castilla y León y exsecretario general del PSCyL, Óscar López Águeda, será presidente de la empresa pública Paradores, según han confirmado a Europa Press fuentes socialistas.

De esta manera, López sustituirá a Ángeles Alarcó, que ha ocupado durante los seis años de Gobierno de Mariano Rajoy el cargo al frente de esta empresa pública, ahora dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El Gobierno socialista sitúa al frente de esta entidad al actual senador por designación de las Cortes de Castilla y León y que en las últimas Primarias del partido, en 2017, formó parte de la candidatura de Patxi López.

Nacido en Madrid pero con vínculos en la provincia de Segovia, anteriormente había sido secretario de Organización del PSOE durante la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba, así como secretario general del PSCyL entre 2008 y 2012.

También ha ocupado escaños de diputado en el Congreso entre 2004 y 2011 y de senador entre julio de 2011 y febrero de 2012 así como desde 2014 hasta la actualidad, cuando deberá dejar la plaza en la Cámara baja por su nombramiento como presidente de Paradores. En esta última etapa en el Senado fue también portavoz del Grupo Socialista entre junio de 2015 y octubre de 2016.

Su puesto en el Senado por designación de las Cortes regionales será ocupado previsiblemente por el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zamora Antidio Fagúndez, según han asegurado algunos medios de comunicación digitales, que sitúan al edil zamorano como el próximo candidato a la alcaldía de la capital castellano leonesa.

Hace unos días, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, aseguró en el Congreso que Paradores de Turismo seguirá siendo sociedad pública. En su primera comparecencia parlamentaria, en la que explicó las líneas generales de su gestión, Maroto fue preguntada por la oposición sobre el futuro de la cadena hotelera estatal y garantizó que Paradores seguirá dependiendo del Estado, ya que constituye “una pieza importante” de la política turística de este Gobierno.