La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, junto a la activista rusa Svetlana Gánnushkina y la periodista Rosa María Calaf antes del primer diálogo del Encuentro de Mujeres que transforman el mundo en la Sala Julio Michel de La Cárcel. / Nerea Llorente
Publicidad

La activista rusa Svetlana Gánnushkina abrió ayer el programa del IX Encuentro ‘Mujeres que transforman el mundo’ dialogando con la periodista Rosa María Calaf sobre refugiados y las políticas públicas sobre migraciones.

Gánnushkina, premio de la Fundación Nobel Alternativo en 2016, ha asegurado en Segovia que “estamos viviendo un tiempo histórico porque hay una sociedad cívica única y el activismo no tiene fronteras”.

Reconocida por su lucha contra la xenofobia en la Federación Rusa a través del apoyo jurídico gratuito que ha brindado a más de 50.000 migrantes, refugiados y desplazados desde 1990, ha explicado que el flujo migratorio en la Rusia de Putin se caracteriza porque procede de territorios cercanos, sometidos a la antigua Unión Soviética, pero, sin embargo, el Estado ruso otorga la condición de refugiados a cuentagotas. De hecho, afirmó que solo hay 572 reconocidos.

En este sentido, abundó en su descripción del panorama migratorio diciendo que “la política en Rusia cierra los ojos ante la situación de los refugiados y son deportados a sus países de origen “donde van a ser torturados y condenados a muerte”.

En su opinión, “la sociedad civil y la política olvidan que no existen personas sin derechos” y añade que “nuestro Estado nos ve como enemigos cuando hacemos lo que tendría que hacer él y cuando recogemos fondos del exterior para ayudar a los refugiados”. Destaca que la propia sociedad rusa ve ese dinero como algo impropio.

Por su parte, Rosa María Calaf ha señalado que este Encuentro de Mujeres que transforman el mundo, organizado por el Ayuntamiento de Segovia, se ha convertido en un referente de la lucha por las causas justas, “poniendo el foco donde hay que ponerlo y Svetlana Gánnushkina es una voz decisiva”.

Este Encuentro continúa durante el resto de fin de semana, sábado y domingo, en La Cárcel_Centro de Creación con diálogos hoy sábado desde las 12.30 horas, que se retomarán por la tarde a partir de las 18 horas, así como actividades complementarias como la entrega del IV Premio Mujer y Tecnología 2019 – Fundación Orange esta tarde a la ingeniera Sara Gómez, directora del proyecto ‘Mujer e ingeniería’.