12-2lkama_UVA-Graduacion-Publicidad_KAM0069
El ágora María Zambrano repleta alumnos, profesores y familiares siguiendo la ceremonia de graduación. /KAMARERO
Publicidad

Cerca de un millar de personas celebraron ayer la graduación de los alumnos del grado de Publicidad y Relaciones Públicas, con la que el campus de Segovia de la Universidad de Valladolid abre las puertas hacia el futuro a 154 estudiantes graduados. El dominio femenino que hay en esta quinta promoción en la que 110 egresados son mujeres tuvo eco en los discursos que se pronunciaron en un campus que lleva el nombre de una brillante mujer, María Zambrano.

Las representantes de la promoción Sara García Rodríguez y Lucía Ferrer Bellón apelaron al respeto a la igualdad y reivindicaron el papel de la mujer en una profesión en la que ellas “cobran hasta un 30% menos” que sus compañeros y en la que solo el 5% de las profesionales llegan a la cúpula de las empresas. También hubo mensajes de elogio a los valores de la universidad pública y en concreto hacia la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación de Segovia que “goza de muy buena reputación en el mundo profesional”, según remarcó el profesor Alberto Martín, padrino de promoción. Alberto Martín animó a los jóvenes a perder el miedo a arriesgar “porque nunca vais a estar en una situación tan privilegiada como la de ahora para poder equivocaros”. Y si así ocurre “vuestra obligación —añadió— es rectificar”. Su compañera, la madrina Elena Martín invitó a los estudiantes a poner en práctica dos ejes fundamentales de la formación recibida en el Campus: estrategia y creatividad, dos valores que los jóvenes van a tener que aplicar dentro y fuera de la profesión. Hubo múltiples y emotivas alusiones a los profesores, trabajadores del campus y a las familias de los estudiantes, ensalzando el triunfo colectivo que representan los titulados.

El decano Agustín García Matilla, en su último acto antes de tomar posesión del cargo de vicerrector del campus María Zambrano, indicó a los protagonistas de la ceremonia que el grado de Publicidad y Relaciones Públicas exige ejercer la profesión con capacidad de riesgo tratando de defender valores de generosidad, de solidaridad y la búsqueda de la verdad. “Estamos en un tiempo nuevo —declaró el catedrático García Matilla— en el que deberéis enfrentaros con valentía a ese mundo fraudulento que debería pasar a formar parte ya del pasado. La tecnología nos invita a participar de forma colaborativa actuando con creatividad y evitando toda forma de competencia desleal”. “Ojalá, —añadió— seáis protagonistas de una transformación de la profesión que vuelva a defender valores fundamentales y comportamientos éticos y deontológicos fundamentales como los que hemos querido inculcaros en todo este tiempo”.