Fútbol sala para compartir

El alcalde disputó un encuentro amistoso contra un equipo de reclusos del Centro Penitenciario de Segovia

3

Desde hace años -«antes de ser alcalde», precisa- Pedro Arahuetes comparte con un grupo de amigos su afición por el fútbol sala todos los lunes con un partido en el que lo importante es mantener no sólo un buen estado de forma física, sino conservar lazos de amistad con el grupo. Este peculiar equipo liderado por el alcalde ha trasladado esta iniciativa hasta el Centro Penitenciario de Segovia, donde quiso compartir una jornada deportiva de convivencia con un grupo de internos, con los que disputaron un partido amistoso.

Acompañados por el director de la cárcel, José María García y el educador del centro Jesús Hernández, el equipo llegó hasta el pabellón polideportivo cubierto, donde ya les esperaban sus rivales, apoyados en las gradas por un numeroso grupo de compañeros que les animaron durante todo el encuentro. En las filas del equipo de Arahuetes, se encontraba el concejal de Deportes, Javier Arranz, y el que fuera gerente del Caja Segovi, Juan Santiuste.

Tras posar juntos para la fotografía de rigor, el partido se desarrolló con mucha competitividad por ambas partes, con el equipo local moviendo con criterio el balón y bien colocado sobre la cancha, mientras que el visitante soportaba con entereza las andanadas del rival saliendo a la contra con peligro hacia el portal rival.

Tras el encuentro, llegó el turno de compartir mesa y mantel en torno a unos aperitivos navideños y a un delicioso bizcocho casero, con el que los rivales en la cancha se transformaron en amigos para concluir la tarde deportiva. El alcalde obsequió a los internos con un chubasquero oficial del Real Madrid, y expresó su intención de volver a repetir esta experiencia.