8_1nerea-huelga-forestales
Concentración de los ingenieros técnicos forestales y de montes, en el Azoguejo. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Los ingenieros técnicos forestales y de montes volvieron a manifestarse ayer a los pies del Acueducto para reivindicar la suspensión de las modificaciones de la relación de puestos de trabajo (RPT), que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta pretende aprobar el viernes.

Unas modificaciones que, según explicó una de las representantes de la Asociación de Funcionarios Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales de Segovia, Elena González, se pretende excluir a un tercio de las plazas de los ingenieros de montes y técnicos forestales que trabajan actualmente para la Junta. “Entendemos que es una medida arbitraria sin justificación objetiva”, manifestó González.

Por el momento, la Junta no ha dado respuesta a la solicitud del colectivo, pero esperan lo tengan en cuenta antes de su aprobación. En Segovia, esta modificación de la RPT afectaría a unas cinco plazas de funcionarios públicos, como afirmó la representante, siendo aproximadamente 52 plazas las que se verían suprimidas en Castilla y León.

Desde la Asociación, manifiestan que esta es una nueva estructura que pone en peligro a los montes castellanos, además de abrir la puerta a la privatización de los servicios públicos ligados al medio ambiente. Asimismo, González afirmó que estas modificaciones afectarían directamente a la gestión forestal, que es un referente nacional, y a otras cuestiones como la extinción de incendios, en una época tan complicada como es el verano.

“Tenemos una plantilla bastante ajustada ya de por sí y con esta nueva RPT no solo pretenden no adecuarla a las necesidades reales, sino recortar nuestra representación en esas plazas”, afirmó la portavoz de la asociación. “Los segovianos pueden estar orgullosos de muchos de sus montes públicos, que son emblemáticos, y desde luego no estarían en el estado de conservación en el que están si no fuese por nuestro colectivo, así como agentes medioambientales, ayuntamientos, etc.”, añadió.

En un comunicado, la Asociación de Funcionarios Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales afirma que la propuesta de RPT no refleja el personal funcionario necesario para cumplir los mínimos que la propia Consejería establece para dirigir el operativo de lucha contra incendios forestales, con la carga de trabajo existente, ni con el nivel de calidad propio de un servicio público, así como para cumplir con la obligación de protección del medio ambiente por parte de las administraciones públicas como establece la Constitución.

“Solo pedimos que recapaciten y nos escuchen, porque estamos en el mismo barco, y solo queremos seguir conservando nuestro patrimonio natural y forestal, que creo que, con todas sus imperfecciones, está en bastante buen estado”, resaltó González.