Iglesia de San Nicolás de Bari, (Pilar en la foto).
Iglesia de San Nicolás de Bari, (Pilar en la foto).
Publicidad

Fuentepiñel es un pequeño municipio, ubicado cerca de Fuentidueña (9,3 Km), Torrecilla del Pinar (3,8 Km), Cozuelos de Fuentidueña (5,7 Km) o Membibre de la Hoz (8,7 Km). Es uno de los 21 municipios que forman parte de la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña y su altitud media es de 900 metros sobre el nivel del mar.

Desde mediados del siglo XIII aparece en diferentes documentos como Fuent Piniel, lo que significa Fuente del Pinillo. En su término municipal, también se encuentra el despoblado de San Mamés.

En su entorno encontramos un yacimiento neolítico, ubicado en una zona de arenero conocida como Las Charcas, lo que ha hecho que se encuentre muy destruido por la extracción de arena realizada durante años, a causa de la construcción de caminos rurales en la zona.

Estos datos, así como otros muchos que vamos a repasar, aparecen en el libro que sobre este pueblo segoviano escribió Juan Cuellar Lázaro, Cronista oficial de Fuentepiñel y de la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña. Juan Cuellar, también es miembro de la Academia de Historia y Arte de San Quirce.

Hace unos años, aparecieron en la zona de San Mamés cuatro monedas romanas y dos fragmentos de bronce que podrían pertenecer a hebillas de cinturón. ¿Cómo llegaron allí? ¿Hay más restos?… No se han realizado más catas y no se han hecho más estudios aunque este lugar se incluye dentro de la zona catalogada como “yacimiento altomedieval”, por algo será.

Pasó el tiempo y entre los siglos XII y XIII aparecerían los asentamientos que formarían la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña y, además, se conserva un documento de 1290 que hace referencia a Fuentepiñel y a la gran depresión, que se prolongó durante el siglo XIV, provocando que la población de la zona se redujera de manera importante hasta el punto de suponerse que en aquellos años quedó despoblado San Mamés.

En el siglo XV, continua en su libro explicando Juan Cuellar Lázaro, la vida económica de esta zona estaba unida a la agricultura, sobre todo al trigo y al centeno para el consumo humano y animal y, a la cebada y a la avena para el consumo de los animales. Llama la atención que en la investigación del Cronista, se destaca el cultivo de “la rubia” en esta zona.

La rubia es una planta cuya raíz se dejaba secar y se obtenía un producto rojizo que se utilizaba para teñir los paños que en Segovia, en aquel tiempo, tenían fama en toda Europa. El cultivo de La Rubia era habitual en la provincia de Segovia y, por ello muchos manteos de Segoviana son de color rojo. Teñir las prendas de este color era barato pero, hacerlo en color azul, cuyo tinte salía de “la cochinilla”, una planta que venía de Sudamérica, era solo asequible a economías muy “pudientes” (Conchi Bayón, Especialista en Indumentaria Segoviana. Conversaciones en El Adelantado de Segovia).

La vida en Fuentepiñel continúo y los años, los siglos fueron pasando. Llegó el siglo XX y Fuentepiñel aumentó su población de manera muy importante. Según la grafica de evolución demográfica de Fuentepiñel entre los años 1842 y 2017, la localidad alcanzó los 522 habitantes en el año 1950. Este éxito no duró mucho. A partir de los años sesenta, Fuentepiñel comenzó a perder población. Los estudios, que comenzaron a generalizarse, y la búsqueda de una vida distinta en las ciudades, hicieron que los jóvenes y quienes querían una vida diferente fueran dejando vacías las calles del pueblo.

Patrimonio

El patrimonio de Fuentepiñel se compone de monumentos como la Iglesia de San Nicolás de Bari. Este templo se asienta sobre la antigua iglesia románica que, con el paso de los años, llegó a ser una ruina.

La actual iglesia, que es de mayor tamaño, se construyó o reconstruyó sobre los restos de la anterior, en el siglo XVII. De esta época son todos sus elementos pero, algunos canecillos de la pared que se alza sobre la capilla de la Purísima Concepción, así como la bóveda y las hornacinas del altar, recuerdan a la época románica del templo original. En definitiva, del templo original son algunas paredes, la fachada, una puerta que hoy está tapiada junto a la entrada y el interior a excepción de los techos.

La portada de la iglesia está adintelada y, en la hornacina ubicada en la parte central, se encuentra una imagen de San Nicolás de Bari con un libro en la mano izquierda.

La ermita de Santa Brígida es otro de los puntos más importantes del patrimonio de Fuentepiñel. Se trata de un templo con una sola planta que muestra la devoción a la Santa Irlandesa. Se desconoce la fecha de la construcción de la ermita pero en el siglo XVII, al igual que la ermita de San Roque, recibió donaciones testamentarias.

En esta ermita se pueden ver con claridad las diferentes etapas en su construcción y, en una de sus esquinas se observa una mayor calidad. Esta ermita tiene a sus pies una espadaña con un campanillo.

La ermita de San Roque tiene, como la de Santa Brígida, una sola nave y, a causa del lugar donde se ubica, muy inestable, ha sufrido muchas modificaciones. La ermita de San Roque se encuentra junto al cementerio de la localidad.

Otro de los capítulos del patrimonio, tal y como comenta Juan Cuellar en su obra sobre Fuentepiñel, es el Vía Crucis de piedra. Sus estaciones van desde la puerta de la iglesia hasta en cementerio y, en la peana de cada una de las cruces, se pueden ver los datos de quien la donó y la fecha.

Además, en el año 1977, se inauguró en la plaza de Santa Brígida, un monumento dedicado al pueblo castellano y, al estar en la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña, no podemos olvidar la importancia de sus bodegas excavadas en la tierra. Estas bodegas, que un día conservaron las cosechas de vino, hoy están vacías y se utilizan, salvo en algunos casos concretos, para realizar reuniones con familiares y amigos.

Juan Cuellar y las historias de Fuentepiñel que no debemos olvidar.

El Cronista de la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña y de Fuentepiñel y, Académico de San Quirce, comenta que durante las últimas horas ha estado acompañando a un equipo de televisión de La 2 de RTVE en la grabación, en la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña, de un programa para Agrosfera (programa informativo de servicio público sobre el sector primario, el medio rural y la industria alimentaría).

Al preguntar al cronista sobre las costumbres más sobresalientes en la localidad de Fuentepiñel, comienza relatando la tradición de la hoguera de Santa Brígida, “una costumbre ancestral”. Esta actividad tiene lugar la víspera de la festividad de la santa, que se celebra el 31 de enero.

Los vecinos encienden esta hoguera junto a la ermita a última hora de la tarde y permanece así durante varias horas. A lo largo de este tiempo, reparten bollos y vino a todos los que se acercan a este lugar y, en los últimos tiempos, se ha convertido en costumbre cenar en torno a la hoguera.

Otra de las tradiciones de la localidad es el concurso de disfraces que se realiza con motivo de las fiestas patronales de San Nicolás, en el mes de septiembre. En este concurso participa todo el pueblo, lo que hace que sea muy especial.

Juan Cuellar nos habla, además, de la asociación cultural San Mamés. Esta asociación, que se creó hace 31 años, realiza una actividad importante pero, con mayor intensidad durante el verano, aprovechando la mayor afluencia de público. Más que una “semana cultural”, realizan un “verano cultural” y su labor se realiza “mano a mano” con el ayuntamiento de Fuentepiñel, “todos a una”, “donde no llega el ayuntamiento, llega la asociación”, nos dice el Cronista.

Fuentepiñel y Camilo José Cela

Aprovechando nuestra conversación, Juan Cuellar nos contó que en el año 2016, en Fuentepiñel se descubrió una placa recordando al Nobel de Literatura, Camilo José Cela. El homenaje se debió a que esta localidad puede presumir de haber acogido al conocido escritor español, quien llegó a dormir en el pueblo, en la posada, con motivo de la preparación de su libro “Judíos, Moros y Cristianos”, similar al que realizó a raíz de su “Viaje a la Alcarria”. El propio Cela, se lo confirmó a Juan Cuellar en las diversas cartas que se cruzaron en aquella época.

La placa dice: “En esta casa durmió Camilo José Cela 1916-2002” y fue descubierta, con motivo del centenario del nacimiento del Premio Nobel, por un buen amigo del escritor, el folclorista Ismael Peña. El reconocimiento y la placa se realizaron gracias a la colaboración entre el ayuntamiento y la asociación cultural San Mamés.

Juan Cuellar comenta también sobre este asunto que, la placa está por si a la administración, a la Junta de Castilla y León o, a la Diputación Provincial, les da por hacer alguna ruta sobre el libro “Judíos, Moros y Cristianos”, al igual que se realiza sobre el “Viaje a la Alcarria”.

Fiestas

En el calendario de fiestas de Fuentepiñel encontramos un dato curioso. La Fiesta de San Nicolás de Bari, patrón de la localidad es, el día 6 de diciembre pero, en el año 1879, se decidió, seguramente a causa del mal tiempo reinante en la fiesta del patrón, que trasladaban la fiesta al día de San Nicolás pero, eso sí, de Tolentino, que se celebra el día 10 de septiembre y, desde entonces, “para que se van a conformar con una fiesta pudiendo celebrar las dos”, con lo que hay fiesta en diciembre y, también en septiembre.

Entre las actividades más llamativas encontramos “El encierro del coche de línea”. A falta de toro… Se aprovecha el paso del autobús y… por su originalidad, esta fiesta ya ha sido recogida por diversos medios de comunicación de nuestra Comunidad Autónoma.

Por último, hay otra fiesta importante en Fuentepiñel, el 31 de enero se celebra Santa Brígida, con su hoguera o iluminaria que es toda una tradición de la localidad.

Fuentepiñel hoy

El alcalde de la localidad desde el año 2007 es Jorge Barrio Martín (PP), quien nos comenta que los habitantes de la localidad “censados somos unos 100 pero, durante el invierno vivimos aquí unos 50 y, durante el verano, 200”, para inmediatamente recordar que “la principal forma de vida de los vecinos es la agricultura, la ganadería y, los demás están jubilados, en activo somos 7 u 8, más o menos”.

Fuentepiñel, junto a San Miguel de Bernuy, Torrecilla del Pinar, Fuentesauco de Fuentidueña… crearon , y siguen participando, en una macro cabalgata de los Reyes Magos en la que, portando a sus majestades en un tráiler de un camión, recorren todos los municipios participantes mientras reparten regalos. Esta gran cabalgata, con el paso del tiempo, va contando con más pueblos participantes.

Las obras que se han realizado durante este año 2018 han consistido en la finalización de la modificación de la red de agua y saneamiento del pueblo para actualizar los materiales de las tuberías y, en estos momentos, están mejorando el pavimento de las calles del pueblo y sus aceras.

Jorge Barrio, al comentar el día a día de esta localidad, nos recuerda que dentro del municipio no hay casas rurales ni restaurantes, solo existe un bar municipal, que el ayuntamiento tiene adjudicado a un particular, y funciona como centro de reunión de los vecinos.

FUENTEPIÑEL EN POCAS PALABRAS

Distancias:

  • A 62 km de Segovia

Población:

  • 100 habitantes censados

Alcalde:

  • Jorge Barrio Martín (PP)

Patrimonio:

  • Iglesia de San Nicolás de Bari
  • Ermita de Santa Brígida
  • Ermita de San Roque
  • Vía Crucis de Piedra
  • Monumento Pueblo Castellano
  • Bodegas

Fiestas:

  • San Nicolás de Bari, diciembre
  • San Nicolás de Tolentino, septiembre
  • Santa Brígida, enero

Tradiciones:

  • Hoguera de Santa Brígida (enero)
  • El encierro del coche de línea (septiembre)
  • Concurso de disfraces (septiembre)
  • Macro cabalgata de Reyes Magos (enero).

Cronista de Fuentepiñel y de la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña. Académico de San Quirce:

  • Juan Cuellar Lázaro

Otro académico de San Quirce, de los 66 academicos de San Quirce, 2 son de Fuentepiñel:

  • Joaquín Barrio Martín

Visitante Ilustre:

  • Camilo José de Cela, Premio Nobel de Literatura

Asociación Cultural:

  • Asociación Cultural San Mamés.

RECETA

Aprovechando que pronto vendrán muchas fiestas, vamos a conocer una de las muchas recetas que existen de leche frita.

Ingredientes para cuatro personas: medio litro de leche, 100g de azúcar, 2 cucharadas de harina de trigo, 2 cucharadas de harina de maíz refinado, 2 huevos, ½ palo de canela, la piel de medio limón, harina y huevo para rebozar, aceite de oliva suave, azúcar y caneela en polvo.

Modo de prepararlo: Se calienta en un cazo la mitad de la leche con el palo de canela y la piel del limón. Reserve una cucharada de azúcar y añada el resto a la otra mitad de la leche. Bata todo y añada los dos tipos de harina. Cuando esté todo mezclado, añada los huevos.

Cuando la leche rompa a hervir, añada la preparación anterior. Baje el fuego y cuézalo hasta que la mezcla espese sin dejar de batir el conjunto para que no se pegue ni se hagan grumos.

Retire el palo de canela y la piel del limón y vierta la crema en una fuente engrasada con un poco de aceite. Cuando see haya enfriado, córtela en porciones cuadradas y páselas por harina y huevo batido.

Fría primero un trozo de piel de limón en el aceite bien caliente. Retire la piel del limón y fría las porciones de leche frita rebozadas. Mezcle el azúcar reservado con la canela y espolvoree las porciones fritas y escurridas.