Francisco Vázquez, candidato a las Cortes de Castilla y León por la provincia, en la sede del PP de Segovia. / E. A.
Publicidad

El candidato del Partido Popular a las Cortes de Castilla y León Francisco Vázquez insiste en que la gestión de la Junta en los últimos años ha dado buenos resultados para la economía y el empleo de la Comunidad Autónoma y de Segovia y por eso avisa de que hay que recelar “de otros que no tienen ninguna experiencia”. “Siempre quiere uno que le opere un cirujano que ha operado muchas veces y no un novato”, aclara con un símil médico mientras pide confianza en el PP por la “credibilidad” del trabajo realizado.

Vázquez sostiene que la finalidad principal de las políticas que su partido quiere llevar a cabo durante los próximos cuatro años desde el Gobierno autonómico es conseguir el pleno empleo —en torno al 5% de la tasa de paro— en Castilla y León y en Segovia.

“Nuestra política económica está basada en la estabilidad presupuestaria, en el respeto a la iniciativa privada, en el impulso a la competitividad empresarial, en el crecimiento y el apoyo a las pequeñas empresas y a los autónomos y también está basada en el reequilibrio territorial en zonas rurales…, todo ello para crear empleo y de mejor calidad”, ha asegurado Vázquez en una rueda de prensa en la que ha dado a conocer las medidas del programa, económico, de fiscalidad y de empleo de los populares.

Sobre la política tributaria, el candidato señala que esta debe tener en cuenta la obtención de recursos para seguir financiando los servicios públicos de calidad que tiene la Comunidad pero también debe apoyar a las familias, las pymes y los autónomos.

En este sentido anuncia que el PP impulsará una bajada del IRPF en el tramo autonómico, suprimirá en la práctica la tributación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre familiares directos, y exigirá al Gobierno central que adopte medidas tributarias en el mismo sentido y, también con el Impuesto de Sociedades, para generar actividad económica y crear empleo en el mundo rural. Entre los compromisos que Vázquez avanza está “no implantar ningún impuesto propio nuevo que afecte a familias, pymes y autónomos”.

Diálogo Social

Vázquez recuerda que el acuerdo de diálogo social en Castilla y León ha sido referente en otras comunidades autónomas e incluso en Portugal y el programa del Partido Popular apuesta por fortalecerlo poniendo en marcha un Plan de Empleo Juvenil con una inversión de 280 millones de euros, con subvenciones de 10.000 euros para contratación y autoempleo. Otra medida es una nueva estrategia de emprendimiento, innovación y autónomos, dotada con 700 millones y la reducción de trámites para crear empresas.

El PP quiere extender la tarifa plana de autónomos, con una aportación autonómica de al menos 100 euros mensuales, que puede prolongarse hasta los 30 meses, como mínimo, en municipios pequeños.

Un plan para el reequilibrio industrial, junto a la Diputación, otro para impulsar la competitividad del comercio minorista o una Estrategia para la Artesanía del siglo XXI, persiguen la reactivación económica de estos sectores.