Estado actual del puente sobre el río Eresma, que será ensanchado. / kamarero
Estado actual del puente sobre el río Eresma, que será ensanchado. / kamarero
Publicidad

La Junta de Castilla y León tiene previsto ensanchar el puente sobre el río Eresma en la carretera CL-607 (del cruce con la A-601 al cruce con la CL-605), en el punto kilométrico 6,530, a la altura del Centro Ecuestre de Segovia, un tramo calificado como de “concentración de accidentes”. El Servicio Territorial de Fomento ha publicado el anuncio relativo a la relación de bienes y derechos afectados por la obra, que serán declarados de utilidad pública.

El delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, explicó a esta Redacción que se trata de una primera intervención en este punto “complicado, estrecho y peligroso”, con una calzada de 5,5 metros de ancho, tanto para vehículos como para peatones.

Las obras consistirán en el ensanchamiento de la base del puente, construyendo una nueva estructura de hormigón, dejando la actual geometría, pero con una plataforma nueva. López-Escobar concretó que se actuará sobre unos 100 metros de longitud de la carretera, “adaptando metros anteriores y posteriores”. También adecuarán las cunetas y se establecerá una alternativa para el paso de peatones. El coste total de estas obras se elevará a unos 460.000 euros.

El proyecto se encuentra ahora en proceso de información pública relativo a los bienes afectados. Después de este trámite se procederá a licitar las obras. El delegado territorial calcula que el anuncio de licitación se realizará a finales de este año, por lo que las obras se iniciarán en los primeros meses de 2018, si se cumplen todos los plazos.

Javier López-Escobar subrayó la necesidad de estas obras, al tratarse de un punto muy conflictivo, con un alto índice de accidentes, en una de las carreteras más transitadas de la provincia. “Alrededor de 4.400 vehículos pasan todos los días por esta carretera”, muy utilizada por vecinos de los municipios cercanos a la capital, como Valverde del Majano y Hontanares de Eresma, que se desplazan diariamente a la capital, donde trabajan, estudian o realizan otras actividades.

En este tramo en que va a actuar la Junta, hay instalados incluso varios carteles que alertan del alto índice de accidentes que se registran en esta vía, debido a las características de la misma. Concretamente, en el puente sobre el río Eresma, ante la imposibilidad de que dos vehículos pasen al mismo tiempo, existen dos señales que indican la prioridad de paso para los que vienen de la carretera CL-605.

El anuncio publicado en el Bocyl sobre la información de los bienes afectados establece hasta el próximo 22 de mayo la fecha límite para el anuncio, periodo de tiempo durante el que el proyecto podrá ser examinado en el Servicio Territorial de Fomento en Segovia, así como en el tablón de anuncios del ayuntamiento afectado, Segovia. En dicho plazo podrán presentarse las alegaciones y observaciones que se consideren oportunas sobre la expropiación prevista, necesaria para la ejecución de las obras.

Compartir