Publicidad

Desde marzo de 2012 que se recorrió por primera vez la ruta desde Segovia a la Ermita de San Frutos han sido muchos los peregrinos segovianos y de otras tierras los que han recorrido los casi 80 km que separan ambas localidades segovianas, a pie, en bicicleta, en moto etc.

Pero sin duda los peregrinos más asiduos al camino son los residentes del centro penitenciario de Perogordo, que fueron los primeros en transitar por el camino, señalizándolo con flechas verdes que junto a los mojones que la Diputación de Segovia ha puesto por todo el recorrido, sirven de guía al peregrino y son de gran ayuda para no perderse.

Seis años después el Camino de San Frutos se ha ido consolidando y es ya reconocido como propio para todos los segovianos, pero como todo, necesita un mantenimiento y conservación. Para ello, el grupo de internos de Perogordo se proponen nuevamente señalizar y repintar las flechas que hay a lo largo de la ruta, con la colaboración de Prodestur (órgano responsable de la gestión turística de la Diputación de Segovia) que ha facilitado los materiales necesarios para su señalización.

Los internos que participan en esta actividad han diseñado un pin y una camiseta que llevarán puesta durante las distintas etapas y que sirva para dar a conocer más esta ruta segoviana. El pin de madera representa la flecha verde que caracteriza la señalización de la ruta Frutense en la que se ha estampado el ‘pajarito’ de San Frutos, y está realizado en los talleres del Centro Penitenciario por los propios internos.

La idea del itinerario del Camino de San Frutos se debe a la dirección de EL ADELANTADO quien puso a disposición de los segovianos los mapas por donde discurre el camino y que los reclusos fueron marcando y señalizando por primera vez en marzo de 2012.

Recientemente se ha publicado una pequeña «guía» del Camino de San Frutos con la colaboración de Prodestur y Turismo de Segovia, dependiente del Ayuntamiento de Segovia, con textos de Jesús Hernández y Juan Carlos Velasco que ya están elaborando una guía más completa del recorrido, con reseñas de todos las localidades por donde discurre el camino, lo que hay que ver, así como un apéndice con las leyendas que jalonan la ruta, (leyenda del Acueducto, la Vera Cruz, del Tuerto de Pirón, la «cuchillada de San Frutos», etc.,.), la historia de las «Mojadas de Caballar» y la Fuente Santa.

No sería posible esta actividad sin la ayuda y colaboración de las distintas oenegés que trabajan en los programas de reinserción del centro penitenciario, como la Fundación Padre Garralda; Horizontes Abiertos, Capellanía Católica, Cruz Roja y Cáritas.

Antes de iniciar la ruta, el grupo de internos del centro penitenciario junto con educadores y voluntarios, realizó una visita a EL ADELANTADO DE SEGOVIA para conocer el funcionamiento del diario decano de la prensa segoviana, así como la elaboración de las noticias y la hemeroteca que desde 1901 se conserva en el periódico.