6_5nerea-carteles-antimachi
Los carteles informativos se han colocado en toda la ciudad. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Segovia Feminista y Brigada Violeta han puesto en marcha un conjunto de acciones de sensibilización y ayuda para que las mujeres puedan disfrutar de las fiestas de San Juan y San Pedro con libertad y seguridad, sin que en ningún momento sean incomodadas ni violentadas por actos machistas.

Los colectivos feministas quieren que Segovia pueda sentirse orgullosa de ser una ciudad libre de violencia machista y apelan a la responsabilidad de todos los ciudadanos para conseguir eliminar cualquier intento de acoso o agresión. Defienden que no hay ningún tipo de excusa — ni el alcohol, ni las drogas, ni las ganas de bailar o ligar, ni la noche…— para entender que “En fiestas no sigue siendo NO”. Así es proclamado por mujeres de diferentes edades en un vídeo que Segovia Feminista ha difundido en redes sociales con el encabezamiento ‘Fiestas No machistas’ en el que se recuerda que acosar no es ligar, nadie está obligado a bailar con quien no quiere, ni a ser acompañado por quien no desea.

“Durante las fiestas queremos ser libres no valientes” es una de las manifestaciones que encadenan adolescentes, jóvenes y adultas mostrando que “acabar con las agresiones sexuales depende de una ciudad entera” por lo que sostienen que no hay cabida para la complicidad o el silencio ante quienes agreden.
En consonancia con este mensaje va el texto de los carteles que han repartido por la ciudad, en los que entre otras frases se puede leer: “La calle, la noche y las fiestas también son nuestras”.

Brazaletes morados

Brigada Violeta cuenta con un dispositivo de unas cuarenta personas que se brindan a ayudar, asesorar o acompañar si alguna mujer se siente intimidada, violentada o agredida y, de igual forma, a responder si algún ciudadano tiene conocimiento y alerta de estas situaciones.

El colectivo violeta ha difundido por grupos de wassap el mensaje ‘No estás solas’, indicando que durante las noches del 22, 23, 28 y 29 de junio tienen habilitado el ‘teléfono contra las agresiones’.
Además cuentan con un equipo de personas identificadas con unos brazaletes morados que se pasean por las zonas más concurridas y en los actos que concentran más personas (verbenas, conciertos …) para ofrecer seguridad y responder a una petición de ayuda. Aplican un protocolo de actuación que dependiendo de la gravedad de la situación impulsa unas medidas y otras, pero inicialmente ofrece una respuesta rápida y próxima, comprensión y apoyo sin caer en el hostigamiento.