18_2-perrow
Los perros, protagonistas de excepción./M.GALINDO
Publicidad

La avenida del Acueducto es, desde hace 23 años, punto de encuentro de los animales de compañía que hacen felices a sus dueños en una particular competición en la que todos ganan. La vigésimo tercera edición del Concurso de Perros Mestizos y de Raza congregó ayer a un total de 64 mascotas de casi otras tantas razas y morfologías en una mañana en la que la fiesta y la alegría del encuentro entre perros y propietarios de mascotas se mezcló con el compromiso con la protección y la dignidad de los animales en una época en la que la sociedad parece haber interiorizado este solidario mensaje.

Como en años anteriores, los voluntarios de la Asociación para la Defensa de los Animales de Segovia echaron el resto para que el concurso -completado con la decimoquinta edición del de fotografías de gatos- tuviera la necesaria prestancia para dar el protagonismo a los perros.

Con mayor o menor desparpajo, los animales fueron pasando ante el jurado calificador en las distintas categorías del concurso -cachorros, adultos pequeños, medianos y grandes- en medio del aplauso del público que celebró la simpatía de los canes y se emocionó con algunas de las historias de superación vinculadas a algunos de ellos que ahora viven una segunda oportunidad gracias a la generosidad de quienes en su día se acercaron hasta la Protectora de Animales para compartir su vida con una mascota baqueteada por el maltrato y la negligencia de anteriores propietarios.

El buen ambiente propició una mañana festiva, donde ninguno de los participantes se quedó sin obsequio gracias a la colaboración de las firmas comerciales que año tras año hacen posible esta iniciativa.