Carmen Rubio (izqd.) junto a otras integrantes de la asociación Fibrosegovia. / Nerea Llorente
Publicidad

Hacer visible a la fibromialgia, una enfermedad todavía muy desconocida, incluso para profesionales sanitarios, era el objetivo de las integrantes de Fibrosegovia, la asociación que en la provincia agrupa a estos enfermos en la conmemoración del Día Internacional de la Fibromialgia.

Su portavoz, Carmen Rubio, explica que durante la mañana del domingo la asociación instaló una mesa informativa en la avenida del Acueducto, junto a la iglesia de San Millán, para resolver dudas y darse a conocer entre la ciudadanía.

Por la tarde, a las 19 horas, se dio lectura a un manifiesto conjunto de las asociaciones del Estado que recoge las reivindicaciones más relevantes del colectivo como el conocimiento de la enfermedad a nivel sanitario, jurídico, político y social, inversión en investigación para que se pueda lograr una prueba diagnóstica y un tratamiento eficaz, protocolos de atención adecuados, formación especializada impartida al personal sanitario, reconocimiento del carácter incapacitante de estas enfermedades y la adecuación de los puestos de trabajo para las personas enfermas que lo necesiten y campañas de prevención dirigidas también a niños y adolescentes.

Rubio insiste en que la fibromialgia “no es una enfermedad de señoras mayores histéricas” y aunque la prevalencia sea mayor en mujeres afecta también a hombres y niños.

La asociación, que tiene su sede en el Centro municipal de Asociaciones de Autoayuda y Voluntariado (situado en la avenida del Acueducto), finalizó la jornada con una merienda solidaria y el sorteo de regalos donados por empresas y establecimientos.