09-1kama_MUSEG-Camille-Bertault-Pradera-San-Marcos_KAM2013
Concierto de Camille Bertault en la pradera de San Marcos durante la 43 edición del Festival. / KAMARERO
Publicidad

La Fundación Don Juan de Borbón hace balance del primer año del 43º Festival de Segovia como MUSEG y ha constatado la promoción entre nuevos públicos, que han conocido el festival a través de redes sociales y actuaciones de nuevo formato como la de Camille Bertault en la pradera de San Marcos o el espectáculo de ópera para niños en el Jardín de los Zuloaga.

Esa ha sido una de las conclusiones extraídas de las encuestas a pie de concierto realizadas a una muestra del público asistente. Un total del 24% aseguró haber conocido el festival a través de redes sociales, lo que indica que la nueva estrategia del festival ha conseguido atraer a un público más joven, que ha conocido la oferta y los nuevos espacios de MUSEG a través de los perfiles sociales que la Fundación Don Juan de Borbón ha potenciado en su 43ª edición.

Aunque la edad mayoritaria de los asistentes al festival tienen de 50 años en adelante (60%), se constata la presencia de público más joven. Un 35% de los asistentes tienen entre 20 y 50 años. Respecto a sexos, el 64% del público es femenino y un 36% masculino.

Tras centralizar y unificar los perfiles de la Fundación Don Juan de Borbón en Facebook y Twitter y abrir cuenta de Instagram y Youtube, se ha logrado un millar de seguidores nuevos en las distintas plataformas.

Respecto otras formas de conocer el festival, las cifras indican que la prensa escrita es el medio mayoritario a través del cual el público conoce el festival, con un 25% de los encuestados. Le siguen, después de las redes sociales, los programas de mano distribuidos a pie de calle (16%), el público que ya lo conocía de otras ediciones (12%) y la radio (7%).

Por su parte, la iniciativa ‘Da la nota con MUSEG, con la que la Fundación invitó a una veintena de personas a disfrutar por primera vez de un concierto de música clásica, también ha dado sus frutos. El 100% de los participantes ha asegurado que repetirá en otras actuaciones del año que viene y que recomendaría el festival a sus conocidos. Las redes sociales son el principal canal por el que los participantes conocieron la iniciativa (41%), seguido de la radio (30%) y otras personas (29%).

Un 61% de los agraciados con entradas a los conciertos de ‘Da la nota’ no habrían asistido, de no ser por la iniciativa, a un concierto de música clásica. Además, un 71% califica de “excelente” la experiencia y un 29% de “buena”, destacando sensaciones vividas como la emoción, tranquilidad, bienestar, paz o relajación, entre otras.

Respecto a los espacios, un 78% del público ha calificado como excelente los diez espacios empleados, un 20% como buenos y tan solo un 2% como malos o deficientes.

Sobre las propias actuaciones, un 73% han dicho que son excelentes, un 22% buenas y solo un 5% regular. El 72% indicó que volverá a las actuaciones del Festival Musical de Segovia.

La organización ha recogido algunas recomendaciones de los asistentes como el horario de algunas de las actuaciones. La mayoría de los encuestados ponen en común en que es muy tarde, lo que impide asistir a todos los conciertos ya que al día siguiente tienen que madrugar.

“La mujer tiene que seguir en la lucha”

La compositora María José Cordero ha destacado a la organización del MUSEG que las mujeres “vamos ganando batallas aunque sea a codazos” y anima a todas “a luchar por lo que una quiere, a demostrar de lo que somos capaces””. La pianista Katia Michel añadía que hay mujeres tocando todos los instrumentos, dando clase en todos los conservatorios y tocando en todas las orquestas. “La posición de la mujer en el panorama musical actual se ha normalizado mucho pero aún hay camino por recorrer en algunos ámbitos”, señalaba.

MUSEG se ha unido este año a la difusión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Asamblea General de las Naciones Unidas marcados en la Agenda 2030 y que un 67% del público encuestado este año ha reconocido desconocer. La programación del festival contaba en su práctica totalidad con música de compositoras para recalcar el objetivo de igualdad de género, necesario también en el campo musical.