FES y CajaViva unen lazos en favor del asociacionismo empresarial

Un acuerdo entre las dos instituciones segovianas contempla exonerar del pago de la primera cuota anual a quienes se integren por primera vez a la patronal

2

La Federación Empresarial Segoviana (FES) y la entidad CajaViva Caja Rural quieren impulsar el asociacionismo empresarial a través de un acuerdo que rubricaron ayer sus máximos representantes, Andrés Ortega y José María Chaparro.

El acuerdo tiene como objetivo el incremento de la agrupación de empresarios porque “siendo más seremos más eficaces”, según apuntó el presidente de FES, Andrés Ortega.

Por su parte, el director general adjunto de CajaViva Caja Rural, José María Chaparro, también señaló que la entidad de ahorro es una cooperativa y “en nuestro ADN está fomentar el asociacionismo”.

En este espíritu de cooperación y de agrupación se basa el convenio presentado ayer, y que complementa los anteriormente establecidos en los que ya se anunciaban ventajas en los accesos al crédito para los socios de FES, y de apoyo a los nuevos emprendedores para ayudarles en la actividad económica.

El salón de actos de la FES fue el escenario de la firma del acuerdo, en el que también participaron el secretario general de la FES, José Luis de Vicente; y el director territorial de CajaViva, Javier Oltra. Los nuevos empresarios que se asocien a FES estarán exentos del pago de la primera cuota anual. Además dispondrán de todas las ventajas de pertenecer a la agrupación empresarial que ya contemplan los anteriores convenios. El objetivo de este nuevo convenio que busca fomentar el asociacionismo es trabajar en la mejora de la competitividad de las empresas y en el emprendimiento, según recordaron los representantes de ambas instituciones.

FES, con unos 3.000 socios; y CajaViva, con 28 oficinas y más de cien empleados, representan el corazón de la actividad económica. No en vano, Chaparro calificó a su entidad como la de mayor tamaño en la provincia en facturación, con 3.000 millones de euros anuales.

Recordó también su apuesta por la banca de proximidad y el trabajo con el sector empresarial en los últimos tres años, hasta el punto de que seis de cada diez empresas trabajan con esta entidad.

AYUDA A PRIMERIZOS

El presidente de los empresarios segoviano, Andrés Ortega, recordó que las primeras etapas en la creación de una actividad son las más difíciles. Por eso anunció que desde FES se pondrá “especial empeño en quienes están pensando o iniciando el proceso de creación de una empresa”. “Vamos a trabajar para que emprender y asociarse a las agrupaciones y asociaciones de FES sean términos casi inseparables, inevitables”. En esos primeros y difíciles años de vida de una empresa es cuando más apoyo se requiere. Y tanto la FES como CajaViva Caja Rural de Segovia tienen a su disposición personal y herramientas que pueden ayudar, dijeron.

Finalmente, preguntados por el efecto del desafío soberanista catalán, tanto Andrés Ortega como José María Chaparro negaron que esté teniendo efectos en Segovia, ni en la actividad comercial con aquella comunidad, ni en el ámbito financiero.

Menos empresas afiliadas, pero más actividad interna

El balance de actividad de la FES en el año 2016 revela un descenso de 68 empresas afiliadas, lo cual representa un dato “que nos debe preocupar y ocupar”, dijo el presidente de la patronal. “Si no remontamos, si no logramos incrementar la red productiva y de servicios en esta provincia, no se podrá hablar de recuperación”, apostilló Ortega.

Por este motivo, la patronal ha impulsado el nuevo convenio a la vez que ha recordado la existencia de otros proyectos específicos, como el Programa de Asistencia al Autoempleo, con excelentes resultados. De hecho, en dos años y medio que lleva, se ha superado los objetivos planteados y casi 600 personas han sido informadas sobre cómo incorporarse al mercado laboral y se han realizando planes de viabilidad individualizados a 110 emprendedores.

Por otra parte, y de cara a impulsar el asociacionismo empresarial Ortega recordó que uno de los objetivos que se marcó cuando accedió a la Presidencia de FES era “incrementar nuestra base social, y esta es una acción encaminada hacia ello”. “Una Federación fuerte, con agrupaciones fuertes y representativas, estará en mejores condiciones para reclamar soluciones a los problemas de las empresas”, resumió.