De izquierda a derecha, Elena García, Juana Borrego y Belinda Washigton.
De izquierda a derecha, Elena García, Juana Borrego y Belinda Washigton. / Kamarero
Publicidad

El colectivo de mujeres rurales de toda la geografía española celebró ayer su fiesta grande. El 15 de octubre, coincidiendo con la festividad de Santa Teresa de Jesús, tiene lugar la jornada en que las mujeres que desarrollan su labor en los entornos rurales, reivindican mejoras en sus condiciones de trabajo, igualdad de oportunidades de acceso al mercado laboral, así como, el importante papel que juegan en la sociedad. La Federación Nacional de la Mujer Rural (FEMUR) celebra esta fiesta desde que se fundó en 1991.

Juana Borrego, presidenta de la asociación, en un acto para los medios de comunicación, puso sobre la mesa una gran cantidad de datos relevantes para estas mujeres. “España ha experimentado una gran transformación en los últimos años, sobre todo, en la lucha por la igualdad de derechos y libertades entre mujeres y hombres. La evolución ha sido lenta y lo ha sido mucho más en el mundo rural”, explicó Borrego y añadió que todavía es mayoritaria la presencia de hombres en agricultura aunque, sí que es verdad, que las mujeres ocupan muchos puestos en lo que se refiere a artesanía. “En Europa solo el 12% de tierras están en manos de mujeres y, en España, solo el 23%, de las que el 59% de las explotaciones son de menos de cinco hectáreas. Es decir, hay muchas pero tienen un terreno muy pequeño”, argumentó la presidenta de la federación.

La falta de reconocimiento económico y de profesionalidad son los motivos por los que las chicas abandonan el campo y emigran a las ciudades en busca de trabajo y otros servicios de los que no disponen en el medio rural.

“Las mujeres rurales van reivindicar hoy y el próximo día 17, cuando celebraremos en Segovia la gala de Premios Nacionales Mujeres 2018, las dificultades que afrontan día a día: la despoblación, la dificultad en educación y transporte que sufren y la poca valoración que reciben por parte de la sociedad”, declaró la presidenta.
Desde FEMUR, no solo pretenden eliminar la brecha de género, si no también todos estos problemas con los que se encuentran las féminas en su lucha por la demostración del potencial del que disponen.

“El problema de la violencia de género también afecta al medio rural. El 60% de las víctimas se localizan en los pueblos de España”, lamentó Borrego. En lo que se refiere al salario, según los datos expuestos por la presidenta, las mujeres perciben el 36% menos que los hombres en el mismo empleo.

La secretaria general de FEMUR, Elena García Gil, presente en el acto de ayer, comentó las actividades que desde la federación nacional tienen programados para la gala de premios que tiene lugar mañana en el Teatro Juan Bravo.

“Además de la entrega de galardones, haremos una lectura de poesía y sonetos realizados por José Luis García Ruiz con el que queremos homenajear a las mujeres rurales y contaremos con la actuación de la monologuista Coria Castillo”, informó García comentando que al acto asistirán un total de 450 mujeres procedentes de todo el país. “Antes de los premios, intervendrá Carlos Valiente Barroso, autor de ‘La salud de la mujer rural’, libro escrito tras un estudio en el que se señalan los males que afectan a las mujeres en los pueblos que no padecen aquellas que viven en las ciudades”, dijo.

La presentadora de la gala, Belinda Washington, fue premiada en la edición del año pasado, puso sobre la mesa los nombres de las galardonas en esta ocasión. “En primer lugar tenemos a Consuelo Babiano, que investiga el mundo de la miel; Ana Turpin, es una gran actriz gallega y vinculada en la visibilización de las mujeres en el cine. Seguimos con Paula Vázquez, otra gran mujer vinculada al campo que se crió en el huerto de su abuela y, para terminar, Karina, que también se fue buscando su sitio en un mundo complicado dejándonos regalos como ‘El baúl de los recuerdos’, sentenció.