01kama_San-Ildefonso-Reunion-Instituto-Elcano-Rey-Felipe_KAM6035
Felipe VI , junto al alcalde del Real Sitio José Luis Vázquez, antes de la reunión./KAMARERO
Publicidad

La realidad geopolítica internacional y sus constantes cambios hacen necesario un análisis sosegado para interpretar el volumen de información existente y extraer de él las posibles soluciones. Este fue el mensaje que el rey Felipe VI quiso trasladar ayer a los integrantes del consejo científico del Real Instituto Elcano, que por tercer año consecutivo eligió el Real Sitio de San Ildefonso para mantener su encuentro anual, en el que  los expertos en relaciones internacionales que lo integran ponen sobre la mesa los asuntos más candentes de la actualidad fuera de las fronteras españolas.

El jefe del Estado presidió la sesión de trabajo, en la que por espacio de casi 90 minutos se expuso el informe de evaluación de la actividad  realizada por el comité en los últimos doce meses, sino que también tuvo lugar un debate en el que bajo el titulo  “Tiene futuro el orden liberal internacional: Brexit, Trump y el peligro de una guerra comercial” se analizaron el auge de las nuevas corrientes políticas basadas en el proteccionismo económico y el auge de los nacionalismos y el populismo.

En su intervención al concluir el debate, Felipe VI quiso poner en valor la labor del ‘think-tank’ español como atalaya del análisis del contexto internacional, y precisó que “es evidente que ante un volumen cada vez mayor de información rápidamente cambiante, los centros de estudios estratégicos están llamados a desempeñar un papel cada vez más destacado y relevante porque son capaces de ordenar, jerarquizar, interpretar y orientar con serenidad y sosiego estas nuevas circunstancias”.

Aunque el debate tuvo lugar a puerta cerrada, el presidente del Real Instituto Elcano Emilio Lamo de Espinosa, expuso en declaraciones a los periodistas algunas de las claves del debate sobre el orden liberal expuestas en el seno del comité científico. Así, precisó que el mundo “está entrando en un escenario preocupante de un orden con instituciones relativamente débiles y de hombres fuertes como Trump en EEUU, Putin en Rusia o Erdogan en Turquía”.

Así, precisó que este nuevo marco abre dudas sobre si en los próximos años los cambios políticos servirán para “articular sociedades liberales, abiertas y multiculturales o, por el contrario, identitarias, nacionalistas y cerrada donde el proteccionismo comercial y el poder de las grandes potencias priman sobre cualquier otro postulado político”.

Por otra parte, Lamo de Espinosa advirtió del riesgo de la proliferación de  nacionalismos de derecha y los populismos de izquierda para el proceso de construcción de la UE , ya que los partidos que sustentan e impulsan estas ideologías son “euroescépticos o declaradamente antieuropeos”.

Aunque precisó que el debate de la sesión de ayer no abordó de forma expresa la situación de Cataluña al considerar que es “un problema interno de España”, el presidente del Real Instituto Elcano no dudó en calificar como “un éxito rotundo” el hecho de que “no haya habido el más mínimo reconocimiento directo o indirecto” de la declaración unilateral de independencia de  la Generalitat por parte de la UE y de otros organismos internacionales. Pese a ello, señaló que queda “mucho camino por recorrer” sobre todo en la percepción de la opinión pública en países donde “se comprenden mejor las aspiraciones separatistas”.