Fallece la mujer atropellada cuando circulaba en silla de ruedas

Aunque se mantuvo consciente en un primer momento, murió ayer en el Hospital General de Segovia a consecuencia del golpe recibido mientras transitaba por la calle de Almira

12

María Dolores Matesanz Matesanz, la mujer atropellada el miércoles cuando circulaba en silla de ruedas por la calle Almira, falleció ayer a consecuencia del impacto. El fallecimiento causó consternación en el piso que la Fraternidad Cristiana de Enfermos y Minusválidos (FRATER) tiene en la calle Almira 26, donde ella residía. José María López, consiliario de FRATER, confirmó ayer que Matesanz, natural de Cabezuela, fue la primera persona que entró a dicha residencia, hace más de dos décadas. El funeral tendrá lugar hoy, a las 19.00 horas, en la iglesia de El Salvador; posteriormente, el cadáver será incinerado. La gran familia de FRATER anunció que recordará a la difunta en la misa de este domingo, a la que asistirá el obispo de Segovia, César Franco.

Como se recordará, el suceso tuvo lugar poco después de mediodía del miércoles, cuando Matesanz, que todos los días recorría en su silla de ruedas la calle de Almira, fue embestida por un vehículo, por causas que se están investigando. A causa del impacto, la mujer fue lanzada a la calzada; la silla de ruedas sufrió daños importantes, quedando inutilizada. Poco después, la mujer fue atendida, en primera instancia, por los servicios médicos de la Academia de Artillería. Matesanz, que se mantuvo consciente en ese trance, fue posteriormente trasladada en una ambulancia al Hospital General de Segovia, donde acabó falleciendo. Matesanz tenía 69 años de edad.