accidente_fuentemilanos
Accidente registrado en Fuentemilanos el pasado 3 de octubre. / KAMARERO
Publicidad

Triste noticia la que se ha registrado esta tarde en el aeródromo de Fuentemilanos, donde ha perdido la vida José Antonio González Velasco, jefe de vuelos en dicho aeródromo. Los hechos tuvieron lugar en torno a las 16.20 horas, cuando González Velasco se encontraba trabajando a pie de pista y fue golpeado por el ala de un velero —nave de vuelo sin motor— que estaba aterrizando.

Según las primeras informaciones, se trataba de un accidente entre dos aeronaves, ya que las llamadas de alerta recibidas por el 112 indicaban que una avioneta estaba aterrizando y, una vez en tierra, había colisionado con otra. Esas personas solicitaban asistencia para una persona que había resultado herida.

Más tarde se confirmó que el jefe de vuelos, fallecido poco después del siniestro debido al golpe recibido, no se encontraba subido en su velero, sino que estaba a pie de pista, según confirmaron fuentes de la Policía Local presentes en el lugar de los hechos.

Este detalle fue ratificado por los Bomberos de Segovia, que no tuvieron que acudir al lugar del accidente ya que no había que excarcelar a ninguna víctima.

PILOTO CON EXPERIENCIA José Antonio González Velasco era paracaidista, piloto de ultraligeros, piloto comercial de avión FAA y EASA, piloto e instructor de vuelo sin motor. Es decir, tenía una gran experiencia tanto como piloto como en lo que a la instrucción se refiere. Además, era técnico de mantenimiento de aeronaves.

Por ello, la principal hipótesis que se maneja es que su fallecimiento se debe a un fatal accidente. Aunque los expertos tendrán que estudiar con detenimiento lo sucedido para esclarecer los hechos, todo parece apuntar a que González Velasco estaba en la pista, fuera de su velero, cuando una nave similar perdió altura y le golpeó con una de sus alas, colisionando también con el velero.

Hace apenas dos meses se registró otro accidente en el aeródromo, aunque en ese caso no hubo que lamentar daños personales. De hecho, los dos ocupantes de la avioneta que sufrió un accidente al intentar aterrizar en Fuentemilanos salieron ilesos a pesar de que el aparato quedó prácticamente destrozado. Ambos hombres formaban parte de la Escuela de Pilotos de Salamanca Adventia.