helicoptero-emergencias-112-sacyl
El helicóptero medicalizado fue anulado al confirmarse la muerte del niño. / EL ADELANTADO
Publicidad

Un niño de seis años ha perdido la vida en un accidente de tráfico registrado en la A-1 a la altura del término municipal de Fresno de la Fuente. Se trata de la tercera víctima mortal de las carreteras segovianas en este año. En el siniestro también sufrieron heridas de diversa consideración una mujer y un varón, padres del pequeño. Los tres, vecinos de Aranda de Duero (Burgos) viajaban en el mismo vehículo, según la información facilitada por el Servicio de Emergencias 112, y volvían a casa después de sus vacaciones estivales.

El suceso se ha producido a las 16.29 horas en el kilómetro 123 de la A-1. Según la llamada que avisaba del accidente, el turismo en el que viajaban tres personas se ha salido de la vía y, a continuación, ha volcado. La sala de operaciones del 112 ha dado aviso del siniestro a la Guardia Civil de Tráfico de Segovia y a Emergencias Sanitarias – Sacyl, que ha enviado hasta el lugar de los hechos una UVI móvil, un equipo médico de Sepúlveda, una ambulancia soporte vital básico y un helicóptero medicalizado.

Al llegar los primeros sanitarios hasta el punto del accidente, el personal de Sacyl ha confirmado el fallecimiento de un niño de seis años —por lo que se ha anulado el servicio de helicóptero—. Su cadáver ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Segovia, sito en el tanatorio San Juan de la Cruz, donde se le realizará la autopsia.

En el lugar del accidente, los servicios de emergencia han atendido también a un varón y a una mujer, cuyos datos de filiación aún se desconocen, que han sido trasladados posteriormente en ambulancia soporte vital básico al Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero.

TRES FALLECIDOS ESTE AÑO El pequeño de seis años muerto esta tarde se suma a las dos víctimas mortales registradas en las carreteras de la provincia en el primer semestre del año. Los dos primeros sucesos mortales, que tuvieron lugar en enero y abril, tienen varios puntos en común, como el hecho de que la persona fallecida era una mujer; que ambos tuvieron lugar en una autovía; que los dos días hubiera temporal de agua y nieve; o que se vieran implicados varios vehículos.

El primer accidente mortal de este 2018 se registró el 5 de enero también en la autovía A-1, a su paso por el término municipal de Cerezo de Abajo —cerca del punto en el que se ha registrado el suceso que ha acabado hoy con la vida del niño—, y afectó a cuatro turismos y una furgoneta. Como resultado del choque inicial, tal y como informaron las primeras personas en llamar al Centro de Emergencias 112 de Castilla y León, una persona había quedado tendida inconsciente sobre la calzada. En el lugar del accidente, los servicios de emergencias solo pudieron confirmar el fallecimiento de una de las personas implicadas en el suceso, una mujer de 47 años, y atendieron además a un varón, herido en una pierna.

El segundo siniestro mortal registrado en las vías segovianas tuvo lugar el domingo 8 de abril, durante un temporal de agua, nieve y hielo en la provincia. Fue en el kilómetro 74 la AP-6, en sentido La Coruña, a la altura de Navas de San Antonio y murió una mujer de 67 años. Además, 21 personas resultaron heridas, ya que hubo muchos vehículos implicados.

Compartir