Expertas en nutrición y ecología

La Asociación de Amas de Casa ‘María del Salto’ celebró ayer su XXI jornada provincial de consumo con los alimentos transgénicos como tema central.

0

Un organismo transgénico es aquel que está modificado genéticamente para ganar o perder funciones y propiedades. Actualmente se encuentran en el mercado y los expertos aseguran que el 20% de la superficie de cultivo en España es de alimentos de este tipo.

“Es un tema que no se conoce en profundidad, hay muchos mitos en torno a él”, afirmó Ramón Menchén Ongil, licenciado en Biología Ambiental. Los alimentos transgénicos y la protección de la salud fueron ayer los temas centrales de la XXI Jornada Provincial de Consumo que organiza cada año la Asociación Provincial de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios ‘María del Salto’.

Desde las diez de la mañana y hasta las dos del mediodía, la sala Caja Segovia albergó tres conferencias sobre agricultura y consumo ecológicos, alimentos transgénicos y alimentos funcionales.

El arroz dorado, el maíz bt o la patata Amflara son algunos ejemplos de este tipo de alimentos, a los cuales se les ha modificado genéticamente para ganar funciones nutricionales y proteícas. “Las ventajas son diversas: desde su resistencia a herbicidas hasta la mejora del sabor en algunos casos así como de sus propiedades nutritivas”, aseguró Menchén durante la conferencia central.

Por ejemplo, en determinadas zonas del planeta como el sudeste asiático, en donde el arroz es uno de los únicos alimentos adaptados a las condiciones de cultivo, al arroz se le ha insertado genes de vitamina A. Así se eliminan deficiencias que producen la falta de esta vitamina como la ceguera en niños, que es muy frecuente.

“Si se cultivan como es debido, los alimentos transgénicos tienen la misma aportación de nutrientes o más que los alimentos cultivados de manera tradicional. De hecho, cuando es menos esa aportación, no se autorizan”, declaró el licenciado en Biología Ambiental, que se mostró en su ponencia favorable a este tipo de alimentos. “Como consumidor estoy tranquilo porque los alimentos transgénicos no son peligrosos para la salud. El riesgo principal es para la economía y para la independencia de los agricultores”, apuntó.

Con respecto a este tema, se refirió a la relación entre el agricultor y la empresa privada fabricante de organismos genéticamente modificados, tales como las semillas, los fertilizantes, los herbicidas y los plaguicidas.

Alrededor de un centenar de amas de casa procedentes de varios puntos de la provincia escucharon atentas lo que los expertos ofrecieron ya que, en palabras de la presidenta, Mercedes Herrero Cerezo, “se trata de un tema que está muy de actualidad y muy importante para la salud. La teoría es una cosa y la práctica es otra, pero lo cierto es que las asociadas van cogiendo cada vez más conocimientos sobre estas cuestiones”.

La Asociación Provincial de Amas de Casa, ‘María del Salto’ cuenta en toda la provincia con un número considerable de socias. Alrededor de 4.300 mujeres — sólo hay un señor en la Asociación — disfrutan cada año de multitud de actividades recorriendo diversas localidades.