adolfo-suarez-informe
La vitrina con el expediente de Adolfo Suárez, uno de los muchos documentos que permiten rastrear la presencia del expresidente en Segovia. / EL ADELANTADO
Publicidad

La Junta de Castilla y León presenta este mes de enero en el Archivo Histórico Provincial, en el marco de la actividad ‘Tesoro Oculto’, el expediente personal de Adolfo Suárez desde su llegada al Gobierno Civil de Segovia hasta su partida, y el Registro General de Personal donde se anotó su toma de posesión y su cese.

Se trata de documentos muy poco conocidos que, en su mayoría, proceden del fondo documental del antiguo Gobierno Civil de la provincia. La presencia de Suárez en Segovia puede ser rastreada también en el fondo judicial y entre los documentos de las direcciones provinciales de los diferentes ministerios.

A través de esta documentación, el Archivo Histórico recupera la figura de Adolfo Suárez, cuyo carácter y liderazgo se hizo ya patente en acontecimientos vividos en la provincia como gobernador civil. Su estancia segoviana coincidió también con su definitivo ascenso político.

En aquel momento, nadie hubiera apostado por un gobernador de una provincia poco poblada y escasamente industrializada, pero su cercanía a Madrid y el contacto directo con el rey Juan Carlos I, todavía Príncipe de España, pusieron a su disposición los contactos y los medios que le llevaron al éxito político tan solo seis años después del acceso a la responsabilidad al frente del Gobierno Civil segoviano.

La exposición de las piezas seleccionadas se acompaña de un panel explicativo en el que el visitante encontrará información de esta figura clave de la Transición que, como presidente del Gobierno (nombrado en el verano de 1976) llevó a cabo la reforma del sistema político, liquidando las Cortes franquistas y legalizando los partidos políticos, incluido el Partido Comunista, todo un atrevimiento en la época.

LA HISTORIA El 31 de mayo de 1968, Adolfo Suárez fue nombrado gobernador civil de Segovia y jefe provincial del Movimiento. Su paso por Segovia marcó su futuro político. Por un lado entabló amistad íntima con quien sería uno de sus más directos colaboradores, Fernando Abril Martorell, por entonces presidente de la Diputación; y, por otro, el cargo de gobernador, pese a estar destinado en una provincia pequeña pero cercana a Madrid, le permitió darse a conocer en los ambientes políticos y entre la prensa del momento.

Suárez abandonó el cargo un año y medio después, el 7 de noviembre de 1969, al ser nombrado director general de Radiotelevisión Española, recayendo sobre él todo el peso de la propaganda del régimen en un momento donde sólo existía una televisión controlada por el Estado. Abandonó este cargo en 1973.

La exposición del ‘tesoro oculto’ del mes de enero puede visitarse en el Archivo Histórico Provincial hasta el 10 de febrero, de lunes a viernes, de 9.00 a 14.00 horas y los lunes y martes, de 16.30 a 19.00 horas.