La tradicional matanza de la Churrería sacó a la calle a un gran número de vecinos del barrio de Nueva Segovia.
La tradicional matanza de la Churrería sacó a la calle a un gran número de vecinos del barrio de Nueva Segovia. / Kamarero
Publicidad

Un año más — y con este ya van diez — sucedió en la mañana de ayer la matanza popular, organizada desde la Asociación de Amigos de la Churrería, allí precisamente, en la siempre concurrida chocolatería-churrería del barrio de Nueva Segovia.

“Ha sido impresionante, como ningún año, yo creo que han venido más de mil personas y se han comido 350 kilogramos de carne a los que hay que sumar, 200 litros de sopa castellana y otros 20 kilos de chorizo albino”, comentó el propietario de la churrería, Saúl García Martín.

Como es tradición, cada año, la Asociación de Amigos de la Churrería nombra al ‘Matancero de Honor’, que han sido dos en esta ocasión. Así, los hermanos Jairo y Saúl García Martín, quienes se encargan día a día de la churrería, se hicieron con el galardón “por sorpresa, no sabíamos que nos nombrarían matanceros a nosotros”, afirmó el propietario.

“Más de mil personas”, decía García, la mayoría vecinos del barrio y asiduos al chateo en este establecimiento aunque, bien es cierto que, las autoridades locales no quisieron faltar a esta cita popular. La alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero; el candidato del PP a la alcaldía de Segovia, Pablo Pérez Coronado y la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de la capital, María José García Orejana, fueron algunos de los políticos segovianos presentes en el acto.

“Si la gente de los mandiles y otros que, gratuitamente, colaboran con nosotros quieren, yo estaré encantado de repetir el año que viene”, sentenció García.