11_1-coche-autoescuela
La Jefatura de Tráfico tiene asignadas cinco plazas de examinador y una de coordinador, de las que actualmente hay cuatro . / J. MARTÍN
Publicidad

La presidenta de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Segovia (APAE), Irene Herranz, se reunió ayer con la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, para comentarle la problemática que las autoescuelas viven desde hace unos meses, provocado por la falta de examinadores y personal administrativo en la Jefatura Provincial de Tráfico de la ciudad de Segovia.

Este problema ha provocado, tal y como afirma la presidenta de APAE, que alrededor de 300 alumnos no hayan podido examinarse del examen de circulación cada semana durante los pasados meses, lo que hace un total de 1.000 alumnos al mes que no pueden ejercer su derecho a examen, tras haber pagado las tasas administrativas, al igual que el resto.

En la reunión mantenida ayer, la subdelegada del Gobierno se comprometió a trabajar con la asociación para conseguir, al menos, que se ocupen las plazas que Tráfico en Segovia tiene asignadas. Herranz comenta que debería haber cinco examinadores de tráfico y un coordinador, de los que actualmente hay cuatro. “Desde marzo a julio estuvimos solo con tres examinadores, tras una jubilación. En julio se incorporó un nuevo trabajador, pero el día 20 de septiembre se traslada de centro, por lo que volveremos a quedarnos con tres”, afirma la presidenta de APAE.

En esta línea, la asociación denuncia también la falta de personal administrativo, “que no dan a basto para tramitar todas las solicitudes que les llevamos cada día”, asegura Herranz. La presidenta se muestra optimista ante la proposición de la subdelegada que, aunque no tiene la capacidad para contratar por su parte, va a involucrarse para que se cubran las plazas. Se espera que para finales de año se adjudique una plaza en la Jefatura Provincial de Tráfico de Segovia, en una convocatoria de libre oposición actualmente activa, al igual que se espera que se convoque otro concurso los próximos meses.

Desde APAE afirman que durante el verano, con un notable aumento de la demanda, ha habido alumnos que han tenido que esperar hasta 30 días para poder examinarse, provocando el malestar de estos y la impotencia de las autoescuelas, que no pueden ejercer su labor. En cuanto a los exámenes teóricos, Herranz afirma que por el momento no están teniendo problemas.

Compartir