Pontijas, a la izquierda, junto al jefe de estudios de la Academia de Artillería en la conferencia./ KAMARERO
Publicidad

El debate sobre la política en materia de seguridad de la Unión Europea y la posibilidad de crear una fuerza militar conjunta en la UE centró ayer la última de las conferencias de la novena edición del Ciclo de Estudios Europeos, en la que el analista del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) coronel José Luis Pontijas Calderón puso sobre la mesa el estado de la cuestión con un completo análisis de las debilidades y fortalezas de la seguridad en Europa y las soluciones que proponen los estados miembros.

El coronel Pontijas aseguró que la creación de un ejército europeo “no es posible”, pero si lo es avanzar hacia la “autonomía estratégica” de la UE a través de pequeños pasos de consenso entre todos los países europeos.

Así, puso como ejemplo las iniciativas europeas en materia de política de cooperación de seguridad y defensa tales como el fondo europeo de defensa, la cooperación estructurada permanente o las iniciativas de intervención europea propuestas por Francia en los últimos meses.

Por ello, señaló que estos y otros acuerdo entre países que, con la aquiescencia de los demás “permiten ir avanzando en cierta manera a que Europa gane autonomía frente a Estados Unidos y que seamos capaces de enfrentarnos por nosotros mismos a los desafíos y amenazas que tenemos alrededor”.

Son los desafíos y amenazas los que suponen las diferencias que separan a los países europeos a la hora de abordar políticas conjuntas, según explicó Pontijas. Así, señaló que hay territorios más intervencionistas que emplean sus fuerzas armadas como herramientas para la diplomacia como Francia o Inglaterra, mientras que otros son más reacios a emplear esta herramienta diplomática, poniendo como ejemplos Austria o Finlandia; y otros como España o Alemania se sitúan “en una zona intermedia”, ya que cualquier decisión de intervención precisa de la aprobación de sus respectivos parlamentos.

En cuanto a las zonas de influencia, indicó que en el centro y este de Europa, Rusia es la principal amenaza, mientras que en el sur, el Sahel, y el Magreb son los puntos de conflicto más importantes en los que se centran los países europeos.

Coronel de artillería y diplomado de Estado Mayor, Pontijas ejerce como analista de seguridad europea en el Instituto de Estudios Estratégicos. Ha participado en misiones internacionales con destino en Bosnia, Afganistán y República Democrática del Congo; y en el ámbito civil es doctor en Economía Aplicada por la Universidad de Alcalá de Henares.