Esther Núñez, candidata de Vox a la Alcaldía de Segovia y presidenta del partido en la provincia. / N. LLORENTE
Publicidad

Llega por primera vez a la política. Y lo hace aspirando a la Alcaldía de Segovia por la formación Vox, de la que fue designada presidenta hace tan solo unos meses. Empresaria del mundo de la hostelería, asegura que su experiencia al frente de un negocio y como madre, le servirán para trasladar ese mismo modelo de gestión al Ayuntamiento de la ciudad. Una de sus primeras intenciones —dice— es eliminar símbolos que dividen a los segovianos o que no responden a la verdad histórica. Además quiere pedir una auditoría sobre la gestión del Ayuntamiento en los últimos años y buscar responsables de la situación económica.

Es la primera vez que concurre a unas elecciones municipales ¿Con qué animo se presenta a esta cita electoral?
—Concurro con mucha ilusión y esperanzada de sacar un gran resultado, por ser la cabeza de lista de Vox al Ayuntamiento de nuestra amada ciudad.

—¿No le produce vértigo concurrir con un partido que no ha tenido experiencia en gestión municipal?
—Vértigo ninguno. No me dan miedo las alturas. Soy una mujer inquieta y con alto grado de responsabilidad. La gestión es resolución de problemas, con sentido común y esto último es lo que les falta a los que han estado gobernando en los últimos 16 años en el Ayuntamiento de Segovia.

—Su profesión como empresaria de Segovia ¿cómo le puede ayudar en su labor como miembro de la Corporación municipal?
—Cualquier empresario, autónomo o madre como yo, que sabe lo que cuesta salir adelante y mantener un negocio y una familia, estaría capacitado para entrar en la Corporación Municipal, por lo que, efectivamente, me será de una gran ayuda mi experiencia como empresaria. No cabe duda de que seré, si los segovianos me dan la confianza, la mejor alcaldesa de Segovia.

—Se habla ya de posibles pactos y coaliciones entre formaciones políticas ¿Con qué partidos no estaría dispuesta a pactar un gobierno de coalición si fuera necesario hacerlo?
—Tendremos que esperar a ver los resultados que depare el 26 de mayo, pero, desde luego, el pacto no sería posible con los partidos de izquierdas enemigos de España.

—Los primeros actos políticos que celebró Vox en Segovia tuvieron algunas protestas de algún grupo ¿A qué responden esas reacciones tan poco acordes con los valores democráticos?
—Son grupos totalitarios, intolerantes de la izquierda radical que no respetan otras formas de pensar y que anhelan la desolación marxista fracasada. La mayoría de los que estaban allí eran menores, manipulados. Nosotros creemos en la libertad, y pensamos que los segovianos tienen que saber que otra forma de hacer política es posible, a pesar de estas presiones. Lejos de acobardarnos nos hacen más fuertes.

—¿Cuáles son las bases de su programa electoral para la ciudad de Segovia?
— Estamos para ilusionar a los segovianos y combatir las ideas de la izquierda; dicho esto, lo primero que haremor será ordenar una auditoría sobre la gestión del gobierno municipal anterior e incluso pediríamos responsabilidades.
Arreglar las aceras de Segovia, pues todas están parcheadas con baldosas diferentes y después además coger la escoba y la fregona y limpiar Segovia además de eliminar ratas y cucarachas de los barrios. Revisaremos la depuradora del agua que llega a Segovia ya que el agua es cara y sabe fatal. Rebajaremos los impuestos y las tasas, para que las pymes, los autónomos y las familias salgan adelante. Apoyaremos a nuestros mayores, a los necesitados, a las embarazadas sin recursos y a los más débiles.

—Si alcanzara la Alcaldía de Segovia o tuviera que poner condiciones a quien vaya a gobernar ¿Cuál sería su primera iniciativa?
—Eliminar símbolos o esculturas que dividen a los segovianos o que en sus leyendas falten a la verdad.

—Usted forma parte de la directiva de la patronal de la hostelería de Segovia (AIHS),un sector que ha mantenido discrepancias con la actual Corporación municipal ¿Es posible mejorar esa relación?
— La hostelería es el motor más importante de la economía segoviana, por lo que merece un respeto y el apoyo del Ayuntamiento, facilitando y no exigiendo cada vez más requisitos y más tasas a los empresarios. Sin duda, se mejoraría esta relación y no habría esa sensación de intervencionismo administrativo.

—También es usted presidenta del partido en la provincia ¿Cuántas localidades cuentan con candidaturas? ¿Esperaban ese respaldo fuera de Segovia capital?
Hacer candidaturas de Vox ya sea en la capital o en la provincia tiene dificultades, porque requiere de personas valientes; pero hemos logrado candidaturas en San Ildefonso, en Ituero y Lama, en Zarzuela del Monte, en Turégano, en El Espinar y en Navares de las Cuevas. Tenemos la esperanza de conseguir un buen resultado en la capital y el la provincia.

— Por último, alguna petición para los votantes segovianos.
— Simplemente decir que confío y deseo que los segovianos nos voten ya que como es notorio, no estamos en política para buscarnos la vida, sino para servir a los segovianos y tener una ciudad limpia y sobre todo, como ha ocurrido en Andalucía, gracias a Vox, apartar al socialismo del dinero público que tanto les gusta.