Publicidad

En el acto de presentación de las candidaturas en Segovia, Beatriz Escudero, candidata número 1 al Congreso aseguraba que en las Elecciones Generales del 26 de abril está en juego el futuro de España. ¿Suscribe usted esta afirmación?

Yo creía que la mayoría de la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez al Gobierno de España tenía pocas posibilidades de reeditarse, pero tras aprobarse los decretos de los ‘viernes negros’ en los últimos días, creo que esa mayoría puede convertirse en una mayoría que vuelva a dar la presidencia a Sánchez si los españoles no aglutinan el voto en el PP. Esa mayoría no pretendía desarrollar un proyecto de reformas para España, sino que cada uno de sus integrantes tiene unos proyectos individuales.  Bildu tiene el objetivo de no avanzar en la unidad de España, Esquerra Republicana es la independencia de Cataluña y el PdeCat otros objetivos como son intentar sacar del atolladero a los presos golpistas que hoy están  siendo juzgados, por lo que ninguno de los socios de Pedro Sánchez quieren mejorar España, sino acabar con la igualdad de los españoles que comenzamos a construir en la Transición. Estamos en una encrucijada y por tanto no es tiempo de experimentos, que son muy peligrosos, es como si al escalar un acantilado nos pusiéramos a probar material o a hacer cosas que no has hecho antes.

El 26 de abril conoceremos el resultado de las elecciones, pero no conoceremos quien será el partido que forme gobierno en España, tal y como está el espectro político.  Llega el momento de los acuerdos y el diálogo. ¿Cuál sería la apuesta del PP, reeditar el pacto de Andalucía o establecer un cordón sanitario para evitar la entrada de la derecha más radical?

En Andalucía hemos conseguido llegar a acuerdos sin renunciar a lo que somos, sin renunciar a la realidad y a la moderación. Vox puso sobre la mesa un documento político con algunos puntos irrealizables e incomprensibles, que incluso chocaban con el marco legal establecido, y los acuerdos a los que se lleguen en un futuro en el Gobierno de España tienen que ser pactos en los que se garantice que las promesas del PP para avanzar, crear empleo y mejorar infraestructuras se mantienen. Cualquiera que quiera echar a Pedro Sánchez de la Moncloa tiene en el PP el mejor aliado, pero no vamos a renunciar a nuestros principios por muchos apoyos que nos prometan.

Los ‘viernes sociales’ del Gobierno ya han sufrido alguna advertencia por parte de las autoridades financieras españolas y europeas por el riesgo de incrementar el déficit público, y ya se habla de una desaceleración en la economía. ¿Qué propone el PP en esta materia?

España necesita una revolución fiscal y la España rural necesita apoyo para competir en igualdad de condiciones con las zonas más pobladas. Para eso necesitamos que esa España de dos velocidades pero que al final viene determinada por la elección en libertad de vivir en  municipios pequeños y grandes tenga los mismos servicios y las mismas oportunidades. Yo he vivido en un municipio de 800 habitantes en la primera etapa de mi vida y fueron mis padres los que decidieron con libertad vivir allí, luego nos trasladamos a otras zonas pero recuerdo lo feliz que fue mi infancia, y creo que los que decidan vivir en municipios pequeños deben tener los mismos servicios y las mismas coberturas; por lo que necesitamos que el Estado haga esto bajando impuestos y atendiendo a estas zonas.

En este momento tenemos un Gobierno socialista que está aprobando decretos sin fondos, que está detrayendo recursos del futuro, como siempre que están en el gobierno, y luego viene el PP a arreglarlo. Mientras el PSOE precinta las obras, nosotros nos dedicamos a trabajar para que puedan avanzar y luego son los primeros en ponerse en la foto. Recuerdo a Zapatero inaugurando el AVE a Segovia cuando estaban en contra, y les he visto en mi región, en contra del Aeropuerto de Murcia y ser los primeros después en ponerse ante los fotógrafos. Creo que el PSOE le ha hecho mucho daño a Segovia mientras ha estado gobernando; lo que ahora estamos viendo de Pedro Sánchez es lo mismo que hemos visto aquí en Segovia, especialmente en el Gobierno municipal.

Para un joven de 18 años que acude por primera vez a votar, ¿Cómo le convencería para que votase al PP?

En primer lugar, porque puede poner cara a todos nuestros candidatos. Nosotros no nos escondemos tras unas siglas, y verá usted que aquí en Segovia se van a esconder tras los líderes nacionales muchos de los candidatos que concurren a las elecciones, incluso municipales porque no se les conoce. Nosotros en Segovia tenemos a Pablo, a Paloma a Beatriz, que son personas que se les puede ver por la calle en Segovia de forma frecuente. Yo le diría a ese joven ¿a quien le vas a poder pedir responsabilidades durante cuatro años que no vas a poder cambiar tu voto sobre las promesas o los compromisos que hemos ido adquiriendo si los que salen en los carteles no les conoces?.

Por otro lado, el PP tiene un proyecto renovado, y el presidente Casado tiene una especial sensibilidad por Castilla y León, y la única  papeleta electoral que le hace presidente es la del PP, pero si queremos jugarnos a que Pedro Sánchez siga en la Moncloa tenemos el resto de opciones. Es la opción binómica: o sale Pablo Casado o es Pedro Sánchez,  y yo le pediría a ese joven que si quiere participar de un proyecto ilusionante a partir del 27 de abril vote a Pablo Casado, porque es participar de la victoria.

En las últimas semanas, el PP ha registrado bajas significativas como la de Carlos Iturgaiz en el país Vasco o Silvia Clemente en la región. Mañueco dijo hace dos semanas que quien se marcha del PP es por que quizá nunca debería haber estado… ¿Cómo valora estas ausencias?

Creo que hay que hacer  varias consideraciones. La primera de ellas es que las personas que abandonan un partido  por el puesto que ocupan en una lista  dicen todo sobre porqué estaban antes en el partido . Los militantes que día a día trabajan, que están en mesas electorale , nunca se les ha dado la oportunidad de ser un cargo público dentro del partido y nunca han pedido nada, y creo que por estas personas, los que tenemos la oportunidad de representar al partido tenemos que guardar cierto respeto por nuestras siglas.

Cuando nos toca dar la cara como servicio público, hay que saber estar, y cuando no, seguir trabajando por nuestro partido.  Yo así entiendo la política, nunca me he marcado objetivos en función de cargos y por tanto cuando se hace así, creo que no se entiende bien como es la política de servicio público. Al final se está traicionando a los votantes y a los afiliados, y creo que es una filosofía de ir de partido en partido, que demuestra que los principios no importan  y que uno puede militar en cualquier partido. Personalmente, yo no me veo en otro partido que no sea el PP pero creo que es más importante defender los principios que el cargo. Hay personas que valen lo que vale su palabra.

Los votantes pueden empezar a entender de que se están formando otros partidos. Mientras  el PP busca aunar experiencia y juventud  y somos capaces de captar gente de la sociedad civil, otros toman la política como una maratón donde lo importante es permanecer y no importa cambiar de camiseta  mientras dure. Para mi eso es inconcebible y creo que al final no se entiende mucho. En la lista de Cioudadanos al parlamento europeo hay pocos de ciudadanos.

¿El PP aplicará de nuevo el 155 en Cataluña en caso de volver a gobernar?

Nosotros cuando volvamos al gobierno queremos aplicar todos los artículos de la Constitución desde el primero al último, porque hay que recuperar el orden en Cataluña. Hay que volver a hablar  de la Costa Daurada, del Pirineo, del supercomputador de Barcelona y dejar de hablar de Rufián, Torra o Puigdemont. Desde Segovia ya se han dado algunas lecciones al independentismo por parte de nuestra diputada, y yo invito a Rufián y a Torra a que vengan a Segovia y a que vean como desde aquí se ha contribuido a crear una nación más próspera para que luego me digan si Segovia merece peor trato que la gente de Girona o Tarragona. Todos somos españoles, todos somos iguales ante la ley y tenemos que tener los mismos derechos y obligaciones, y lo que sea Cataluña lo tenemos que decidir los segovianos, los murcianos y los madrileños porque todos formamos parte de una nación. Invito a los independentistas a ver Segovia y ver el maravilloso país que tienen, si no hacen como Puigdemont, que coge el avión y se marcha.