Es la hora del vermú… con alma

Los hermanos San Juan recuperan el vermú Garciani, una de las marcas más populares del ‘chateo’ segoviano, con una atractiva propuesta basada en productos de la tierra

23

Nicomedes García, guía y ejemplo del empresario emprendedor en Segovia, quiso dar su propio apellido a una de las marcas más señeras de su entonces magnífica lista de licores realizados en sus destilerías, y así vino en llamar “Garciani” a su vermú que durante años ocupó lugar de privilegio en las estanterías de los bares y restaurantes segovianos. Los tiempos cambian, pero la esencia segoviana de este vermú permanece ahora de la mano de los hermanos Héctor y Daniel San Juan, que han realizado una decidida apuesta por revolucionar el mundo de los aperitivos lanzando al mercado de nuevo esta marca con el objetivo no sólo de hacerse un hueco en el mercado, sino también de mantener el alma de Segovia en una bebida que muchas generaciones de segovianos aún tienen en la memoria.

No ha sido un camino fácil. Daniel y Héctor han dedicado algo más de dos años a poner en marcha este proyecto cuyo desarrollo se asemeja al entrenamiento de un corredor de fondo. En este caso la experiencia de ambos profesionales como sumiller y barista de café ha sido esencial a la hora de buscar el equilibrio en una bebida en la que se emplea el mejor vino de uva verdejo de las bodegas de la provincia y la combinación de hasta 20 hierbas alpinas y mediterráneas cosechadas manualmente. Este proceso se desarrolla de manera artesanal hasta conseguir un vermú “con alma” en el que los alcoholes se disipan para dar cabida en su aroma y su sabor a la frescura del verdejo segoviano y al efecto balsámico de las hierbas.

Tras pasar por la exigente y autorizada opinión de los expertos, ha llegado la hora de ofrecer al público el resultado de este trabajo, para lo cual los hermanos San Juan han lanzado cerca de 8.000 botellas de 75 cl. Inicialmente para bares y restaurantes, y en esta primera oleada, el grado de aceptación de la hostelería les permite ser muy optimistas en cuanto a la introducción de este vermú en el mercado.

La calidad del vermú se ve apoyada por una rompedora y atractiva imagen exterior, con una botella opaca que garantiza la protección del licor y que a la vez transmite elegancia pero sin perder la cercanía que sus propietarios quieren tener hacia el público. “Para nosotros, recuperar Garciani es una apuesta que va más allá de lo empresarial –aseguran los hermanos San Juan- porque es a la vez recuperar un símbolo de Segovia que durante años abanderó nuestra hostelería y que nosotros hemos querido devolver siempre desde el respeto a la marca pero con el objetivo de poner en los bares y los restaurantes una bebida que no sólo es un magnífico complemento al aperitivo, sino que también puede ser empleada para combinados y cócteles con increíbles resultados”.

La marca se apoya en una imaginativa campaña en redes sociales y en una novedosa página web www.garciani.es donde se cuenta la historia de la marca y que irá avanzando poco a poco hasta permitir la compra online de este producto y el acceso a otras ofertas.